Miércoles, 12 Octubre 2016 13:38

Las energías renovables vienen sin el Made in Argentina

Escrito por  Ignacio Cagliero

El Ministerio de Energía anunció los ganadores del programa  “RenovAr - Ronda I” para producir energías renovables. La modalidad de los proyectos se repite: “Precios a lo más bajo posible, para que vengan empresas grandes de afuera y se importen los equipos”, señaló el periodista Gastón Fenés, director de la web especializada Energía Estratégica. En la mitad de las ofertas, la utilización de la industria nacional es menor al 10%. Santa Fe fue la única provincia que resultó adjudicataria para producir biogás.

El ministro de Energía y Minería de la Nación, Juan José Aranguren, y el subsecretario de Energías Renovables, Sebastián Kind, anunciaron los adjudicatarios de la primera etapa de la licitación del programa “RenovAR”. La idea es elevar en poco tiempo la producción de energía renovable del 1,5 al 5%, y de esa forma encarar un plan para que en diez años ocupen un 20% de la producción energética del país.

Se adjudicaron 1.109 megavatios (MW) de potencia distribuidos en 17 proyectos, que involucran a nueve provincias. Del total de MW concedidos, 708 son para energía eólica, los cuales se repartirán en 12 proyectos; 400 para energía solar, que se distribuirán entre cuatro emprendimientos; y 1 MW para biogás, que irá a un sólo proyecto. En lo que corresponde a biomasa, biogás y pequeños aprovechamientos hidroeléctricos (PAH) no se completó el cupo. Hubo 66 MW que no recibieron ofertas, por lo que esa potencia fue distribuida en partes iguales hacia las tecnologías eólica y solar. Todo esto suma un 2,9% del consumo eléctrico nacional.

En diálogo con La Brújula de la Mañana que se emite por Radio Wox, el periodista Gastón Fenés, director de la web energiaestrategica.com, explicó que la distribución de MW a cada tipo de energía corresponde a una cuestión de precios. “Lo que el gobierno quiso hacer es tener energía rápido y barata. Por eso eligió la energía solar y la eólica”, señaló. En ese sentido, los precios de corte fijados en la licitación fueron: en energía eólica 66/67,2 dólares el MWh (Megavatios Hora); en energía solar 59,7 dólares el MWh; y en Biomasa 118 dólares el MWh. Es decir, energías eólica y solar casi a la mitad de precio que el resto de las tecnologías.

Por su parte, el gobierno ya anunció una nueva licitación: “Plan RenovAr – Ronda 1.5”. La segunda etapa del proyecto estará destinada a aquellos oferentes que se hayan presentado en la primera licitación y no hayan calificado por cuestiones técnicas, económicas o de competitividad. El próximo 28 de octubre se abrirán los pliegos.

Los ganadores

Nueve provincias fueron adjudicatarias en la licitación. La que salió más favorecida fue Jujuy, que a través de su empresa estatal JEMSE obtuvo 300 MW solares, correspondientes a los proyectos Cauchari 1, 2 y 3.: “Es una empresa pseudo estatal privada, con financiamiento chino y garantía incluso del gobierno provincial. Jugó muy fuerte (el gobernador) Gerardo Morales en esta licitación. Fue el único gobernador que estuvo presente en todos los eventos que convocó el Ministerio de Energía. Hizo mucho lobby para quedarse con este proyecto”, expuso Fenés.

El proyecto que le fue adjudicado a la provincia de Santa Fe fue el de la Central Térmica Biogás Ricardone. Se trata de la única que empresa que licitó por debajo del precio de corte establecido por el Ministerio de Energía: ofertó 118 dólares el MWh y fue adjudicada con 1,2 MW.

Además, Santa Fe se presentó por el parque eólico de Rufino, aunque no resultó adjudicado porque ofertó precios muy altos. “El proyecto estaba a punto de cerrar contrato con la gestión anterior, y de golpe cuando asumió el gobierno de Mauricio Macri dio de baja la resolución que le permitía firmar el contrato”, explicó el periodista especializado en materia energética.

Fenés agregó otro caso que se da en la provincia, que es el parque solar de San Lorenzo. “Por distancias políticas, quizás con el gobierno nacional, hoy el parque solar si se termina, no tiene a quién venderle la energía”. El predio se encuentra al costado de la autopista Rosario-Santa Fe, a la altura de San Lorenzo, y aún le faltan obras para estar habilitado comercialmente. Si bien es un parque chico (1MW), “es una locura total, sobre todo en el contexto de crisis que tiene el país”.
Industria nacional en las licitaciones

La cuenta pendiente en los proyectos presentados es la inclusión de la industria nacional. Haciendo números, Fenés destacó que el 50% de las ofertas de producción de energía eólica prevé incorporar menos de un 10 % de tecnología nacional. Es decir, “de todo lo que se va a poner en funcionamiento (aerogeneradores, torres, obras civiles, equipos eléctricos, etc.) apenas un 10% va a ser producido en el país”. Y añadió que si se observan los ganadores, “son todos proyectos que prevén incorporar importaciones de los productos”.

“Esa es la conclusión general de la licitación: los proyectos que ganan son con poca tecnología local y financiamiento chino con muy bajo interés. Es el pacto Roca-Runciman de la década del 30, pero llevado al 2016”, sentenció. Y argumentó que el pliego de la licitación estuvo pensado de esa manera: “El gobierno tenía la convicción de que quería energía rápida y barata, y en esos objetivos dejó de lado la industria nacional”.

Escuchá la entrevista completa.