Carreros y cartoneros de distintos puntos de Rosario se vienen organizando desde hace años para realizar su trabajo con dignidad y de forma sostenible en el tiempo, para así poder mantener a sus familias. La Cooperativa Cartoneros Unidos es un eslabón importante en la lucha por sus derechos y por ser reconocidos como trabajadores, con un rol fundamental en la recuperación de residuos de la ciudad. Sin embargo, el 31 de marzo pasado entró en vigencia la Ordenanza Municipal Nº 8726 que prohíbe la tracción a sangre y, de esta manera, se les quitó la posibilidad de trasladarse usando caballos en sus carros.

Frente a esta situación y la inminente pérdida de su fuente de ingresos, los trabajadores exigen que se revea la normativa y se planifique una gestión de residuos con inclusión social. Nos acercamos hasta el Barrio Industrial para conocer las historias de carreros que -con sol, lluvia o frío- salen todos los días a la calle para ganarse la vida; enfrentando muchas veces discriminaciones y hasta hostigamientos. Te invitamos a conocerlos.

Trabajo realizado por el Equipo de Fotografía y Cronistas de la Cooperativa de Comunicación La Brújula 

 

La planta de Mefro Wheels se encuentra en Ovidio Lagos al 4400, en la zona sur de Rosario. Es la única fábrica que produce llantas en todo el país y la fuente laboral de 170 obreros. A fines de 2016 dejó de producir, entre otras cosas, debido a la política de apertura económica y de importaciones llevada adelante por el gobierno de Mauricio Macri. Hoy los trabajadores enfrentan un panorama incierto, con tres meses de sueldos atrasados y a la espera de que las autoridades resuelvan la situación. Pero esto nos los detiene y, a pesar de los palos en la rueda (como el reciente corte de luz en las instalaciones), continúan unidos en la lucha.
Te invitamos a conocer las historias de estos trabajadores, que frente a las adversidades mantienen abierta la fábrica todos los días.

Trabajo realizado por el Equipo de Fotografía y Cronistas de la Cooperativa de Comunicación La Brújula 

 

El viernes 3 de marzo a las 23.30, los coordinadores de trabajo de General Motors reunieron a toda la planta para comunicarle que de los 2.000 empleados que integran la fábrica automotriz de Alvear, 350 iban a ser suspendidos por nueves meses, para luego ser desvinculados en forma definitiva. Desde la cúpula dirigencial adujeron una crisis económica, pero los trabajadores saben que los motivos son otros: problemas físicos (adquiridos por el manejo de las maquinarias) y discrepancias ante las autoridades, son algunas de las causas de fondo.


Conocé la historia de los trabajadores de General Motors, personas que se quedaron en la calle -literalmente- de la noche a la mañana.

Trabajo realizado por el Equipo de Fotografía y Cronistas de la Cooperativa de Comunicación La Brújula 

 

Un mensaje de Whatsapp. Así fue como los empleados de Triángulo Color se enteraron que el laboratorio fotográfico ya no abriría sus puertas en Rosario. Eran las 6.50 del jueves 24 de noviembre cuando el dueño de la empresa, Pablo Isphais, le mandó un mensaje a uno de los trabajadores para comunicarle las malas nuevas. Diez minutos más tarde, hora a la que los empleados debían abrir las diferentes sucursales, se encontraron con que las cerraduras habían sido cambiadas imposibilitando su ingreso. Durante décadas Triángulo Color fue una empresa líder en el trabajo de impresión digital y por láser de todo tipo de imágenes, cuya magnitud es solamente comparable a otros cinco laboratorios del país. Su cierre dejó en la calle a una treintena de trabajadores, a quienes se les adeudan varios meses de sueldo y todavía no fueron indemnizados. Esta es la historia de sus trabajadores, hombres y mujeres que durante años se pusieron la empresa al hombro como si fuese propia.

Trabajo realizado por el Equipo de Fotografía y Cronistas de la Cooperativa de Comunicación La Brújula 

 

En un contexto político y económico donde se encrudecen los ajustes, cierres y despidos, aparece la Cooperativa La Cigarra. El proyecto de los trabajadores de El Ciudadano surgió luego de que, en octubre pasado, el grupo Indalo Media anunciara el cierre del diario del empresario Cristóbal López. Cerca de 60 trabajadores decidieron organizarse y darle inicio a un nuevo capítulo en la historia de uno de los medios gráficos más importantes de Rosario. El lunes pasado debieron dejar las instalaciones de Dorrego 972 y trasladarse a un nuevo espacio de trabajo, ubicado en Ovidio Lagos y Brown.

Ante esta grave situación, que no sólo afecta a los trabajadores de prensa sino también a la diversidad de voces en la ciudad, decidimos mostrar su proceso de reorganización y apuesta colectiva. Estuvimos en las nuevas instalaciones del diario, hablamos con los trabajadores, y aquí compartimos sus testimonios y su lucha.

Trabajo realizado por el Equipo de Fotografía y Cronistas de la Cooperativa de Comunicación La Brújula

 

Al cumplirse 40 años del inicio del último golpe de Estado en Argentina, salimos a buscar las voces de algunos participantes de la masiva movilización que se dio en nuestra ciudad. Más de 30 mil personas marcharon en Rosario, y estas fueron algunas de sus consignas

Trabajo realizado por el Equipo de fotografía y Cronistas de la Cooperativa de Comunicación La Brújula

Horacio Dalmonego nació el 24 de Abril del 1958 y vive en plano barrio Abasto. Nos recibe en su casa, y entre mates, se muestra relajado y abierto. Esta no es la primera vez que cuenta su historia: fue colaborador con el Colectivo de Ex Presos Políticos y querellante en la causa DíazBessone (ex Feced).

 

No fue un sueño. Todo lo que cuenta Martha ocurrió, así como todo lo que cuentan los miles de detenidos durante la última dictadura. Su vida, la militancia, y el deseo de cambiar las cosas nos muestra cuáles fueron las razones.
El encierro y las torturas sufridas nos revelan la represión de la época, y lo que vino después nos enseña las continuidades con aquellos tiempos que aún hoy siguen vigentes.

Página 1 de 3