Miércoles, 12 Octubre 2016 13:33

Debatiendo el dispositivo del linchamiento

Escrito por  Mariano Abrach

Luego de dos años y medio del asesinato de David Moreira en Barrio Azcuénaga, la falta de avances en la causa por su muerte, la repetición de casos similares de “justicia por mano propia” en distintos puntos del país, así como la profundización de políticas represivas a nivel nacional, provincial y municipal, hacen necesarias la reflexión y el debate sobre esta problemática. Eso propone el libro “Linchamientos. La Policía que llevamos dentro”, presentado en Rosario el viernes 30 de septiembre último en la Casa de la Memoria.

El pasado viernes 30 de septiembre se realizó en la Casa de la Memoria La presentación del libro “Linchamientos. La Policía que llevamos dentro”, editado por Ariel Pennisi y Adrián Cangi recopilando una gran cantidad y variedad de textos que refieren de una y otra manera a la temática que enuncia su título . El libro está dedicado a David Moreira, joven asesinado por un grupo de vecinos de barrio Azcuénaga en marzo de 2014 , por lo cual se combinó la charla sobre el libro con un panel que excedió sus páginas con la participación del abogado Norberto Olivares (querellante de la familia de Moreira) y de Adrián Gómez (quien fuera docente del chico).

Al respecto, en conversación con La Brújula de la Mañana, el propio Pennisi comentó: “es fundamental para nosotros la circulación de un libro, le da vida al libro, en alguna medida el libro tiene que ser puesto a prueba, interpelar y dejarse interpelar también. Para nosotros una actividad como esta, le da sentido al libro”, destacando su interés en que no solamente sea leído y discutido por quienes critican y denuncian los linchamientos sino también por quienes los justifican. Por ello mismo el editor considera que el libro fue recibido por los familiares de David “como una herramienta más de discusión y como un elemento para apropiárselo también, de seguir pensando y discutiendo esta cuestión”, a la vez que les sirve para “explicar en parte por qué hay determinada atmósfera y clima que ejerce cierta presión en favor del empantanamiento de la causa ”.

Un libro complejo para un tema complejo

Relatando el origen de este proyecto, Ariel Pennisi señaló que comenzaron a trabajar en él durante el mismo 2014, “movilizados por esa serie de linchamientos que tuvieron lugar en aquel momento”. Con el correr de los meses “el libro fue creciendo, se fueron incorporando textos, los cuales en algunos casos tienen que ver con instancias más bien colectivas de la elaboración y en otros fueron colaboraciones, textos enviados que ya habían sido escritos o textos que fueron especialmente escritos para el libro”.

De esta manera se fue formando Linchamientos, que este editor lo define como “bastante complejo” tanto en su composición como en sus abordajes. En cuanto a lo primero, Pennisi lo describe señalando algunos textos en particular: “podés encontrar textos como el del colectivo Juguetes Perdidos que en realidad pertenece a un libro de ellos que se llama Quien lleva la gorra , que trabajan directamente con un actor muy concreto que son jóvenes del conurbano y que a partir del laburo conjunto con ellos se piensan una serie de cuestiones que tienen que ver en este caso con los linchamientos. Ahí hay un trabajo de militancia y ensayo, para llamarlo de alguna manera. Después encontramos textos analíticos que toman herramientas de otros lenguajes como por ejemplo el cine o los medios de comunicación o la literatura, hay textos más ensayísticos que intentan una indagación moral como el caso del texto de Horacio González, o textos más periodísticos como el de Horacio Verbitsky que había sacado en Página/12 y nos lo concedió para el libro. Incluso hay textos de bronca si ese pudiera considerarse un género posible, como también hay trabajos estadísticos”.

“De modo que hay interpelaciones de distintos tonos y géneros, por eso es un libro bien complejo, creo que bien interesante, que puede ser tomado desde distintas partes.  No es un libro que necesariamente empiece por el ordenamiento dispuesto en el índice”, explica Pennisi sobre la propuesta de Linchamientos.

Fuenteovejuna o la tiranía de la normalidad

Pennisi profundizó detallando a qué se refieren con el título, que excede el primer significado de la palabra: “Cuando hablamos de linchamientos no nos referimos solamente al escenario de una situación de violencia física como las que tienen lugar sino a todo el conjunto de términos que están en juego. Le llamamos linchamiento al dispositivo que incluye el acto físico, pero que incluye también el discurso que lo acompaña, la serie interpretativa que viene después, los festejos en las redes sociales, los enunciados en los medios, la actuación de los políticos y de las fuerzas de seguridad. Todo ese conjunto es lo que llamamos linchamientos, un conjunto complejo y abierto al que se le pueden agregar elementos o quitar elementos también. Es muy difícil pensar los linchamientos si se pretende partir de una causa única o de una crítica única, o si se pretende encontrar un culpable único. Me parece que actúan distintos factores y claramente este contexto específico histórico creo que lo que agrava en el hecho de que termina de consolidar una atmósfera favorable a los linchamientos, y sobre todo cuando el líder de la alianza Cambiemos se congracia con un homicida como ocurrió con el caso del carnicero de Zárate, que ya llamándolo de esa manera parece una especie de maleante de un cómic”.

La mención a Mauricio Macri el editor de libro la relacionó con una declaración que el Papa Francisco realizara en el momento del asesinato de Moreira, incluyéndolo en el mismo dispositivo, recordando a su vez un texto dedicado a las palabras de la máxima autoridad de la Iglesia Católica: “el Papa había planteado dos cuestiones. Se había sumado a una forma de interpretar la escena y de hacer un reparto como si fuera un teatro, donde existía un nosotros en el que se incluía en su discurso y el muchacho delincuente; y al mismo tiempo evocó Fuenteovejuna. Entonces en el texto del libro lo que se hace es desarmar el planteo que había hecho, y contar de qué se trataba Fuenteovejuna y contar por qué los linchamientos no solo no pueden ser comparados con Fuenteovejuna sino más bien que invierten la lógica de Fuenteovejuna, que es una obra clásica de Lope de Vega donde un pueblo se revela frente a un tirano y lo terminan ajusticiando”.

Pennisi se diferencia de esa concepción, ofreciendo una reflexión muy diferente: “los linchamientos, nosotros interpretamos, más bien refuerzan un deseo de orden, un principio de autoridad, una suerte de tiranía de la normalidad. Los linchamientos no se rebelan contra ninguna tiranía, sino más bien la reafirman”.


Escuchá la entrevista al autor del libro