Domingo, 09 Octubre 2016 21:17

Un Encuentro Nacional de Mujeres con nuevas voces

Escrito por  Malcom Perucca - Ignacio Benitez

Desde los cuatro puntos cardinales del país y la región, confluyeron más de 60.000 mujeres al 31° Encuentro Nacional de Mujeres. Los ENM se vienen gestando en todo el país desde 1986. Muchas de ellas participan por primera vez en un hecho único en el mundo que crece año tras año. Referentes políticas, estudiantes, trabajadoras domésticas, campesinas, docentes, entre otras, entrelazan sus voces por más derechos.

En estos días en Rosario se respira un aire diferente. En algunos lugares se vive un clima de tensión: un pasacalle en la catedral hace un llamado a la no violencia en clara defensa a la institución. Por otra parte, en los alrededores del Monumento Nacional a la Bandera ellas se acompañan con música, obras de teatro y ventas de todo tipo de artesanías. Las más de 60 mil  mujeres que llegaron de diferentes ciudades del país y de otros, se dispersan por la ciudad. En grupo o solas van caminando las calles. Ellas se distinguen con pañuelos de algún color que las representa, remeras que hacen alusión a alguna lucha o con mochilas de viaje. Son miles que se encuentran. El clima primaveral acompaña la emoción que se ve en sus rostros. La esperanza de sus sonrisas copó la ciudad.  

En el marco del 31° Encuentro Nacional de Mujeres que se desarrolla en la ciudad, los días 8, 9 y 10 de octubre, comenzaron lo que las organizadoras llaman el “corazón de los encuentro”: los talleres, donde se entrelazan ideas, vivencias, discusiones con diversidad de enfoques y con una fuerte impronta federal.

Son 69 temáticas diferentes que se abordaran a lo largo y a lo ancho de la ciudad. La Facultad de Derecho y Cs. Económicas de la Universidad Nacional de Rosario, el Centro Educativo Latinoamericano, las escuelas Normales nro. 1 y 2, son algunos de los lugares donde los talleres cobran vida.

La gran cantidad de temáticas que se discuten es el terreno fértil para que ninguna mujer se quede afuera. Desde “Mujeres, Deportes y Actividad Física”, pasando por “Mujeres Campesinas y Rurales”, “Mujeres Adultas Mayores” hasta “Personas Transgénero, Transexuales y Travestis”, “Femicidio” y "Mujeres, Anticoncepción y Aborto”. El contexto social actual impulsó la creación de nuevos talleres: “Mujeres Trabajadoras Sexuales”, “Mujeres Afrodescendientes” y “Mujeres y Cannabis”.
El número de participantes crece año a año. Los hoteles colapsados, escuelas y clubes que tuvieron que cambiar su fisonomía para hospedarlas, dan cuenta de la contundencia y masividad del evento en el cual se movilizaron desde diferentes puntos de la región. Muchas lo hicieron por primera vez como Maira, Ana, Analía, Alicia, Norma y Lorena.

CHACO

Maira vino desde el Chaco como referente provincial de Mujeres de la Matria Latinoamericana -MuMaLá-. “Esta es la primera vez que vengo a un encuentro” dijo. Entre los 69 talleres, ella eligió “Mujeres y Cannabis”. “Creo que es momento de que este tema deje de ser tabú y pase a ser una realidad. Se tuvieron que dar en 3  talleres porque no alcanzaba la capacidad del aula”, contó. Entusiasmada con la temática del taller, expreso: “Esto tiene que salir a la calle. Tenemos que juntar fuerzas entre todas”. Respecto a los ejes que se debatieron en el taller dijo que “Se habló del uso medicinal de cannabis, consumo recreativo y cultivo.” Y agregó: “Muchas compañeras contaron su experiencia de cultivo”. No se puede evitar mencionar la emoción que expresaba su cara. Es así que dijo: “Estar acompañada por tantas mujeres me encanta, me siento muy bien a pesar del cansancio pero contenta, estamos en la lucha.”

C.A.B.A.

Analía es de Capital Federal, maestra y Psicóloga. Trabaja en el área de Educación Especial del gobierno de la ciudad y hace poco empezó a buscar un espacio de participación en el barrio. “Sentí una decepción cuando ganó Macri que despertó algo en mi a involucrarme en las problemáticas del barrio” comentó. Analía dijo: “Me entere del encuentro por  una vecina que hace mucho tiempo tiene un negocio en el barrio y es la secretaria de la mujer en la comuna en donde estoy”.

Analía estuvo participando del  taller “Mujeres y Educación”. “Hicimos una lista de lo que nos interesaba para encarar esta temática, la verdad es que estamos gratamente sorprendidas por la organización, las viandas y el pase para transporte” sostuvo. “El taller se tuvo que desdoblar porque se había superado el cupo, se desbordo”  y aclaró: “Eso ya estaba pactado de antemano, si se superaba el cupo se podía desdoblar, para poder escucharnos todas se eligió una delegada para que tome apuntes y así después volcarlo en las conclusiones”.

LANUS – BS AS

Ana es de Lanús y estudia Trabajo Social. “Es la primera vez que vengo a un encuentro, es algo muy interesante que me motiva y habla de una apertura para las mujeres, de un compromiso que cada año es mejor” dijo convencida.
 “Esperanza, compromiso e implicancia son las primeras palabras que siento al vivir este encuentro. Me motiva mucho como mujeres para seguir, para acompañarnos y para nuestros hijos”, finalizó.

SALTA

“No pude meterme en el taller que me interesa  porque ya habían cerrado las puertas. Lo que pasa es que como somos tantas se colapsa todo y temas como Femicidio o Educación deberían darse en una universidad, anfiteatro o lugares más grandes” contó Alicia Valderrama, profesora en letras y adherente al grupo de Pan y Rosas. Es la primera vez que participó. Cuando fue al Encuentro en Salta ayudó en escuelas pero no participó en los talleres.

Otra compañera que  estuvo con Alicia fue Norma Sánchez que también conoció el Encuentro en Salta.  Norma dijo:   “El encuentro para Salta fue una revolución en nuestra provincia ya que es un lugar claustrico, en donde las mujeres de mi generación no tuvimos libertad. Estos encuentros son bisagras que nos abren pequeñas ventanas”.

BRASIL

Lorena llego desde Brasilia con tres amigos, tiene 25 años,  es estudiante de letras y además trabaja como productora de la tv pública.
Con una muy buena síntesis entre el español y su portugués, Lorena dijo: “Llegué por un amigo que me invitó para conocer Rosario y el Encuentro, aproveché mis vacaciones y me vine, es mi primer encuentro, es un evento organizado y muy bonito, donde las mujeres nos queremos más fuerte. La experiencia de poder compartir con otras mujeres, otras realidades, tanto de Argentina, Brasil y Latinoamérica es muy rica, en Brasil no hay una movida tan grande como aquí.”  Y agregó: “Admiro la iniciativa de las mujeres y la forma con que se organizan, ligan para hacer cosas que van a mejorar sus condiciones de vida en una lucha que sigue caminando. El ejemplo de Argentina para Brasil es una cosa grandiosa, más que nada en este momento político de ambos países.”

Lorena fue a al taller “Mujeres, Antiimperialismo, Solidaridad e Integración  Latinoamericana”, contó  “Hablamos de la situación en Brasil, la condición de los pueblos originarios de acá de Argentina y de otros países de Latinoamérica, poniendo atención en cómo nos organizamos para hacer frente al imperialismo norteamericano” y agregó “Somos las que criamos los niños, las que morimos todos los días, sufrimos acosos, trabajamos lo mismo o más que los hombres y tenemos menos derechos. En Brasil somos 53 por ciento de la población, somos muchas y nos tenemos que unir como acá. Para terminar, expresó: “Ahora con el golpe de Temer en Brasil cada día se pierde un derecho. Por eso grito bien fuerte Fora Temer”.

Rosario: Un antes y un después.

Un hecho social  y único en el mundo alteró durante tres días el ritmo cotidiano de la ciudad. Rosario nunca vuelve a ser la misma después de un ENM. Ellas, solo ellas, supieron construir y darle pulso al 31° Encuentro.  Charles Fourier aseguraba que “los progresos sociales y cambios de época se operan en proporción  al progreso de las mujeres hacia la libertad”.