Miradas. Palabras. Frontalidad.
La sociedad salió a la calle a expresar Ni una menos! en Rosario.

Mayo, el mes del trabajador

Mayo es un mes especial. Comienza con el día de todos los trabajadores, jornada que reivindica activamente la histórica lucha de los laburantes por sus derechos. En esta ocasión, y en honor a esa fecha, decidimos publicar una pequeña recopilación fotográfica de diferentes laburantes, diversas personas que día a día le ponen el cuerpo a sus oficios, acompañando las imágenes con datos de nuestro país, nuestra provincia y nuestra ciudad, que den a entender el fenómeno del trabajo, combinando los rostros de sus protagonistas con los números que nos muestran su devenir de forma estadística, logrando así, al tocar estas aristas, poder mirar con diferentes ojos cómo se entiende el trabajo.
Sabemos que el trabajo es inabarcable en sí mismo, debido a su carácter plural y diverso, a su continua reinvención con oficios que surgen y se desarrollan en cada sociedad en particular. Aún así, les presentamos este humilde esfuerzo por darle una forma, una estética y una idea.

 Rosalía Benítez tiene 46 años y decide compartir su historia porque sabe que es necesario que mujeres y hombres tomen conciencia del problema social que representa la violencia de género. No sabe por dónde comenzar su relato, pues los episodios de violencia que ella sufrió de su ex pareja Mario “Cacho” Toledo comenzaron hace 17 años, casi en el mismo momento que empezó su relación.

Para llegar a la casa de Fernanda Serna hay que atravesar Grandoli, en dirección a la rivera del Paraná y al sur de la ciudad, donde simétricas se alzan las torres del FONAVI. También allí hay un parador de colectivos urbanos y al fondo la avenida Belgrano comiéndoles el talón. En el camino de ida emergen en degradé grandes galpones yermos de óxidos y un barrio que resiste al olvido, al silencio y a la espera. Galletitas dulces, mate recién cebado y un fuerte sol que esquiva su ventana acortinada, tras ella sus ojos claros, un cuerpo al que ya no oculta y una voz ronca que amaga ahogarse en el recuerdo del terror y el miedo constante de volver a escuchar el toque de la puerta… y que del otro lado él vuelva a aparecer. Pero ella ya no se calla: “me costó mucho tiempo empezar a hablar, me costó mucho tiempo hacer la denuncia, pero si no denunciaba no iba a terminar nunca”.

La tarde del 21 de junio de 2014 encontró a los vecinos de Italia al 900 con una escena espeluznante: un hombre con una niña en brazos se encontraba en la terraza de uno de los edificios de la cuadra y amenazaba con arrojarse al vacío. Exigía que se haga presente la madre de la nena, con quien al parecer tenía una disputa legal por la tenencia. Luego de más tres horas de tensión, miembros de la gendarmería y la policía lograron detener al hombre y devolver a la pequeña con su mamá que estaba presente en el lugar desde que se enteró de lo que estaba pasando. Esa fue la breve historia que hicieron los medios de prensa a las pocas horas. Nunca nadie preguntó qué fue de ese sujeto, ni como se encuentra la nena a la que usó como amenaza, ni quién es la mujer por la que pedía.

La segunda fotohistoria del 2014 trata sobre el Encuentro Nacional de Mujeres, que transcurrió durante 3 días del mes de octubre en la ciudad de Salta

Realizamos nuestra primera fotohistoria en la fábrica de Allocco, siendo recibidos en ese impresionante espacio por los obreros que mantienen la lucha por reactivar la fábrica.

Página 3 de 3