Domingo, 21 Mayo 2017 22:43

Arnoldo Gómez: La fortuna de los Macri se amasó en medio de la sangre del genocidio

Escrito por  Natalia Navarro

El escritor desanda  el origen  de la familia del actual presidente.  Los vínculos y estrategias de su padre Franco para hacer crecer su patrimonio acomodándose al contexto político y económico de los últimos 50 años. Las continuidades con el modelo hegemónico chino de dependencia.

Mirá la entrevista completa a Anoldo Gómez, emitida en “La Brújula de la Semana”:

Arnoldo Gómez  es autor de  “El Proyecto K. La nueva hegemonía y el ascenso chino”, investigación que indaga en el modelo económico sostenido en la última década sobre la base  de una nueva dependencia con China como potencia imperialista. En el marco de ese trabajo, ha estudiado el nacimiento y desarrollo de los negocios llevados a cabo por el empresariado argentino para el fortalecimiento de esas relaciones.

El origen de la fortuna de Mauricio  Macri se vincula, en parte, a esa historia. Proveniente de una familia aristocrática italiana emigrada a fines de la década del 40,  su padre Franco fue forjando lentamente vínculos con firmas internacionales y avanzando hasta conformar  el primer holding de empresas  de la Argentina,  en un contexto donde se disputaba la defensa capital nacional frente al avance de las inversiones extranjeras.

- ¿De dónde viene la familia de Mauricio Macri?
- El pobre Mauricio cayó en el (Colegio) Newman, cada uno cae donde le corresponde. Él no llegó allí solo por su madre, que es (Alicia) Blanco Villegas, sino también por su padre. Franco Macri no es un italiano que llegó con una mano atrás y otra delante de la guerra, sino que venía de una familia importante de Italia, sus  ancestros eran terratenientes del sur. Él se crio en el Colegio Massimo de Roma y cuando llega al país da las equivalencias en el Nacional de Buenos Aires. Cuando decimos que se crió en el Massimo de Roma, hablamos del mismo colegio donde se formó (Cristiano) Rattazzi, el actual CEO de FIAT.  

- ¿Con qué negocios llega Franco Macri a la Argentina? ¿Dónde los desarrolla?
- Franco llega en el 49 de una Italia devastada.  Tiene ese origen, pero viene para “hacerse”. Muchos llegaron así. Arma una empresa de sociedad anónima que va formando como un contratista de obra durante 20 años. Se casa y eso le da un apellido que le permite enhebrar negocios y relaciones. Hasta ahí asciende como un empresario medio en la Argentina de la época de Perón y de Frondizi.
   En 1969, ya con la dictadura de Onganía, después de la “fusiladora”, el país ya no permite a los empresarios desarrollarse con cierta facilidad, sino que es una Argentina donde el mercado interno pasa a ser disputado por distintos grupos monopólicos y las empresas del Estado quieren ser rapiñadas. Se fue armando durante la “Patria Contratista”. Ahí Franco Macri toma una opción. No se ubica dentro de los que en esa época  defienden el capital nacional y las empresas del Estado. Estamos hablando del 69, año del Cordobazo. En ese momento funda Impresit SIDECO. Es decir, se asocia a Impresit, una gran empresa internacional de construcción de la FIAT en manos de los Agnelli.  Esta es la empresa fundacional de Franco Macri en las grandes ligas, es un proyecto que está en un 49% a su nombre y el 51% restante pertenece  a la FIAT.

- Estas relaciones con FIAT, Franco Macri las trae desde la cuna. Tiene que ver con los vínculos europeas de su origen y que después mantiene. Siempre aparece ligado a estos
-Lo seguro es la fundación de Impresit SIDECO. El síndico de esta empresa es Alfredo Lisdero, un hombre nacido en Italia que se doctoró en Turín. Todas las empresas que aparecen en los “Panamá Papers” tienen sede en su estudio. Es decir, este hombre  tuvo que ver con toda la evolución posterior de Macri. Cómo se desgranan esas relaciones es algo que no se puede saber. Pero lo que si se puede afirmar es que él entra en las ligas grandes a partir de esta asociación en concreto que tiene como intermediario de los Agnelli en minoría. Allí, el opta. Un capitalista, un burgués argentino siempre tiene esta opción: o defiende el capital nacional o pasa a ser intermediario de estos grupos que se disputan la Argentina.

- Hablas de distintos grupos, ¿Después de eso Franco Macri da un viraje a otros grupos internacionales o monopolios de otros países?
- Él después tomó una relación muy importante con China. Pero los vínculos con los Agnelli nunca se pierden. El hombre clave de FIAT, Rattazzi, es uno de los principales apoyos del gobierno de Mauricio Macri. Además, solo podes explicar la posición de la gobernación de Córdoba por una decisión de este empresario. En esa evolución Alfredo Lisdero era un empresario que tenía una estrecha relación con Von Buch, el CEO de Siemens. Ellos arman la licitación de Atucha. Ni bien se inicia Impresit SIDECO, esta firma se adjudica esa obra que era la primer central nuclear de América Latina. Es decir, entra en las ligas grandes de movida.


Los negociados durante la dictadura y el inicio de la relaciones con China

A inicios de los 70, ya posicionada en un lugar de privilegio en el mapa de la burguesía nacional, la familia Macri supo tejer alianzas con empresarios europeos, creciendo a pasos agigantados durante la dictadura.  Y también se adaptó a los vientos del nuevo escenario internacional estableciendo  estrechas relaciones con capitales chinos, en continuidad con el modelo sostenido durante los años del kirchnerismo.


- Es interesante esta historia para pensar que recientemente el presidente anunció la nueva central de Atucha con fondos chinos. Cómo repite la conexión con historia de su padre
- En esa relación de la central china hay intermediación directa de Franco, por lo menos en los inicios del negocio. Todos los negocios donde él tuvo participación directa en la relación con los chinos, Franco Macri queda con un 4%.
Pero ese momento fue el decisivo, durante la dictadura de Onganía. Después, su evolución es muy vinculada a la política. Es un intermediario que hace lobby con el Estado Argentino y va buscando las fisuras. De esa conexión con Atucha, el queda muy conectado a la marina, al almirante Oscar Quihillalt que fue quien armó no solo el entramado nuclear argentino sino también la base de todo el desarrollo nuclear iraní. Esos vínculos le valieron mucho a Franco Macri.
También hay que tener en cuenta que los Agnelli, es decir la FIAT, en ese momento ven todo el impacto de todo lo que fue el Cordobazo. Lo viven en vivo y en directo en las plantas cordobesas. Saben que la dictadura se va agotando  y son los que trabajan en la idea de que la vuelta de Perón era una necesidad. No como lo reclamaba la clase obrera, con la ansiedad de cambio revolucionario, sino que lo piensan como una forma de contener la rebeldía obrera.

-Incluso es una forma de acomodarse para hacer negocios. Distinto a lo que hizo Franco Macri con el kirchnerismo más allá de la política. Es decir acomodarse según el viento
- Si, o en todo caso entender los distintos pliegues de la política. Por ejemplo, quien era el responsable de las relaciones internacionales de la FIAT, viaja a en el avión de Alitalia en el que vuelve Perón a la Argentina.  Fue una empresa que estuvo comprometida a su retorno. Sobre esa base, un nombre clave del grupo Macri  fue Ricardo Zinn, que se filtra como el segundo de Celestino Rodrigo en los equipos de López Rega. Fue Zinn el autor intelectual del Rodrigazo, del mismo modo que después dio mucho libreto a los discursos de Martínez de Hoz. Este hombre fue clave también porque con Lisdera y Zinn, antes del golpe, Macri copa el Banco de Italia y Río de la Plata. Esa es la base con la que arma el primer holding de la Argentina: SOCMA. Este conglomerado fue fundado en enero de 1976 gracias al vaciamiento que hacen de esa entidad financiera, con lo cual compran Dycasa y Supercemento,  y suman a la aseguradora Juncal y La Estrella. Todo esto fue armado antes del golpe de estado.
Sobre esto y vinculados como quedan, ejecuta la obra civil de la planta de Aluar, lo cual fue otro dique importante. Con esa “chapa” se vinculan al sector hegemónico durante la dictadura, A los generales “pro rusos”. El golpe de Estado fue llamado “golpe del aluminio”, porque entregan Aluar a los Madanes. El grupo Madanes Gelbard era el principal conglomerado de acumulación interna de los rusos en Argentina, directamente vinculados al PC. Mientras la dictadura está entregando Aluar, Gelbard era condecorado en la Unión Soviética. Es decir, ellos al construir esta planta con los antecedentes de sus relaciones, más el hecho de tener armado SOCMA, son el principal grupo de la “Patria Contratista”, durante toda la dictadura.

- Para dimensionar como avanzan con la dictadura, leo en uno de tus trabajos que arrancan con entre 7 y 9 enpresas en el 76 y cuando termina tienen un holding de 56 empresas…
- Claro. Si enumeramos todas las obras que realizan durante la dictadura te cansas. Incluida Yacyretá, a partir de Impresit y una subsidiaria que tenía la Argentina, cuyo gerente era Cristiano Rattazzi. No se puede aislar que esa fortuna se amasó en medio de la sangre del genocidio, con la posición que han tomado ahora los dos jueces de la Corte Suprema.

- Es de cuna esa posición ideológica. En ese sentido ¿cuándo entra Mauricio en la jugada económica de la familia Macri?
- Mauricio, criado en el Newman y con toda esta familia,  de muy jovencito ingresa en esta lógica. El contrato de Maldivar con Cachatore lo elaboró él cuando tenía 21 años. También, es a quien mandan a Nueva York a acordar con Trump un negocio que solo se entiende en lo meteórico que fue esta evolución de Macri vinculada a los Agnelli.  
Todo ese período les permite concretar una cantidad de obras de construcción y emprendimientos inmobiliarios en América Latina que los anima a desembarcar en Nueva York. Allí compran una gran cantidad de terrenos que pertenecían a casas viejas sobre la costa de Manhattan, donde  proyectaron  un edificio de 150 pisos en 1980.
Pero los bancos de NY les exigían socios locales. Allí es donde los Macri entra en negociación con Trump. Se cuenta que Trump sube en una limosina a Mauricio y lo despacha con un cheque por el mismo valor que habían gastado en la compra. Le dice “Pibe, tomátela de acá, ese es territorio nuestro”. Ese es el inicio, desde ahí entendés como fue la entrevista entre dos viejos mafiosos.

-Esa era la idea que dan. Una cuestión de amistad, de viejos negociantes
- Sí, cuando un mafioso lo caga a otro después lo quiere. Se miraban con complicidad. Cuentan que Trump le dijo: “Quién hubiera dicho que nos íbamos a ver acá 30 años después”.  “Nadie”, dicen que gritó Mauricio Macri. Porque efectivamente es así. Dos mafiosos que jamás pensaron que iban a llegar como llegaron.

-Cuál es el rol que te parece que tiene Franco Macri, que ha tomado menos protagonismo que durante el kirchnerismo
- Ha quedado supeditado. Mauricio tuvo la tesis de que había que entrar en la política. Para entender eso hay que recordar que cuando Fiat decide volver a la Argentina,  ponen a un hombre de su sangre al frente que es Cristiano Rattazzi, sucesor directo de los Agnelli. Ahí Franco queda sin sostén internacional directo. Eso lo admite Franco cuando asume Kirchner, cuando le quitan el correo, que sin una pata internacional es muy difícil. A partir de allí acelera sus vínculos con China, pero esto no quiere decir que se hayan roto los vínculos con Italia. Hubo allí una diferencia familiar. Pero teniendo en cuenta que hay una clausula interna de SOCMA según la cual está prohibido vender las acciones de ese conglomerado a ningún miembro porque era de la familia. Por eso Mauricio cuando asume la presidencia, cede todas sus acciones a sus hijos para parecer descomprometido. Pero la línea SOCMA, no se cierra.

-Algo parecido a lo que sucedió en la ciudad, cuando asumió su primo, Angelo Calcaterra

- Claro. Esos son traspasos difíciles.

La actual visita del presidente Mauricio Macri a China se enmarca en el origen de  estas relaciones.  La influencia del gigante asiático  en América Latina cobra fuerza frente al eclipsamiento de los de los Estados Unidos de la era Trump. Y esa afán coincide con la necesidad del gobierno de Mauricio  Macri de atraer las  prometidas inversiones que hasta ahora no logró de los socios estadounidenses y europeos.