Martes, 29 Noviembre 2016 19:51

Una ley contra la especulación inmobiliaria

Escrito por  Juan Pájaro Velásquez

La problemática de los alquileres va cobrando cada vez más fuerza, sobre todo tras la media sanción en el Senado Nacional de un proyecto de ley que protege a los inquilinos. Al respecto, el presidente de la Concejalía Popular, Nire Roldán, remarcó que “es la primera vez que un proyecto elaborado por asociaciones de inquilinos logra llegar a esta estancia, lo que es un logro en sí mismo”.

La senadora rionegrina Silvina García Larraburu (FpV) presentó un proyecto que modifica el Código Civil y Comercial en lo que respecta a los alquileres inmobiliarios, el cual fue aprobado en la Cámara Alta Nacional el 23 de noviembre. “Somos fundadores del Frente Nacional de Inquilinos desde hace tres años. Trabajamos desde abril con los equipos de 14 provincias del país y así conseguimos que tuviera media sanción un proyecto presentado por las organizaciones. Esto es un triunfo para los casi 7 millones de inquilinos que hay en la Argentina”, subrayó Roldán en diálogo con el programa La Brújula de la Mañana.

Consultado por la posibilidad de un desacuerdo de las inmobiliarias, señaló que “hay un acompañamiento importante de legisladores y de las fuerzas mayoritarias”; por lo que “habría que acordar que los agregados realmente apunten a preservar este avance normativo para los inquilinos”.

De todos modos, advirtió que quedó afuera un aspecto central: el Registro de Contratos Locativos, “que permitiría evitar toda clase de abusos en los contratos”. “Esto lo pelearemos y ante el compromiso de la senadora insistiremos o buscaremos su aprobación a nivel municipal y/o provincial”, adelantó.  

Qué dice el proyecto

La Ley de Alquileres contempla varias modificaciones a las condiciones tanto para inquilinos como propietarios. En ese marco, Roldán destacó: la ampliación de dos a tres años del plazo mínimo de los contratos de alquiler; la devolución del depósito de garantía, que  no debe superar el valor de un mes; y que las expensas extraordinarias en ningún caso correrán por cuenta del inquilino.

También establece que los aumentos de precios sean anuales y no a mayor nivel que el inflacionario. “En caso de que sea necesario este ajuste antes del año, su valor va a estar atado a dos índices que maneja el INDEC, el promedio de los valores salariales y el Índice de los Precios al Consumidor. El 50% de cada uno arrojaría un índice común para el ajuste de los alquileres y debe hacerse una vez al año. Si el índice inflacionario no supera el 10%, no debe hacerse”, precisó.

Además, la nueva legislación dispone que las comisiones inmobiliarias sean determinadas por ley de cada jurisdicción y, en caso de no estar reguladas, que no superen nunca el valor de un mes de alquiler. Asimismo, elimina el plazo de seis meses para que el inquilino pueda rescindir el contrato sin causa, y añade que las partes están obligadas a acordar -o no- la renovación del contrato 60 días antes del vencimiento de la locación.

Escuchá la entrevista completa en La Brújula de la Mañana