Viernes, 18 Noviembre 2016 19:29

De ESI sí se habla

Escrito por  Rocio Eraso - Fotografías: Nahuel Militano

Con un femicidio cada 20 horas, y el  gobierno desmantelando el Programa de Educación Sexual Integral (ESI), creado en 2006 mediante la ley 26.150 el Frente por la Educación Sexual Integral realizó el pasado sábado un “Agitazo por la ESI” bajo el lema: “Sin ESI no hay Ni Una Menos”.

Este Programa abarca todos los niveles educativos, promoviendo un cambio cultural a favor de una sociedad sin violencia de género. En defensa de la ley, en diálogo con La Brújula, integrantes del Frente por la ESI pertenecientes a distintas agrupaciones destacaron que hubo una serie de despidos a trabajadores del Programa de Educación Sexual Integral, hecho que pone en riesgo la continuidad del “derecho de todas las niñas, niños y adolescentes de aprender a vivir libremente la sexualidad sin estereotipos de género”, superando el enfoque educativo biologicista mediante “una mirada transversal que abarca lo psicológico, lo socioafectivo, lo cultural y lo histórico”, según expresaron Luciana Gómez y Analía Virga, docentes y militantes en AMSAFE (Asociación del Magisterio de Santa Fe).

El Frente por la Educación Sexual Integral nace como fruto del XXXI Encuentro Nacional de Mujeres. En CABA, el “Clasazo por la ESI” fue replicado en Rosario con el “Agitazo”. El Frente “se encuentra motorizado por los gremios AMSAFE y COAD (Docentes e investigadores de la UNR) y cuenta con las adhesiones de gran número de organizaciones independientes, medios alternativos y colectivos de lucha”, explicó Gómez.

ESI en Santa Fa

Uno de los puntos críticos de la Ley de Educación Sexual Integral N° 26.150 reside en la cantidad y calidad de capacitaciones a los docentes, así como en las investigaciones sobre los lineamientos curriculares pertinentes para brindar una educación sexual integral, tanto en el ámbito público como en el privado, de calidad científica. En nuestra provincia “las capacitaciones son insuficientes, la mayoría de ellas, tanto a nivel nacional como provincial, son virtuales, lo cual no permite profundizar en la complejidad de la materia”, sostuvo Luciana Gómez.

Los cursos para docentes funcionan de manera piramidal: “algunos representantes por escuelas van a capacitarse y después replican a sus compañeros. Dado que son muy escasas las capacitaciones en relación a lo abarcativo de la ESI, a muchos se les hace difícil esta tarea”, afirmaba Luciana, postulando que la falta de información deriva muchas veces en que sean “los de biología” los únicos que se capaciten.

“Se está desfinanciando el Programa mediante despidos a sus trabajadores”, señaló Gómez haciendo alusión a la preocupación de que la ley pierda definitivamente continuidad: “una posibilidad es que todo se deslinde a instancias de responsabilidad provincial, con lo cual la provincia tendría que destinar un presupuesto que al momento consideramos escaso” y añadió “estamos reclamando por más formación, capacitación y presupuesto en la provincia”.

De ESI si se habla

“Creemos que la ESI es el cimiento para poder erradicar la violencia machista, principal causante de los femicidios”, explicó Luciana, quien, junto con Analía, realizaron el curso "La educación sexual integral. Perspectivas y desafíos”, del cual destacaron su importancia para comprender en profundidad las implicancias y alcances de la ley, gracias a docentes como Claudia Etcharri, Beatriz Argiroffo, Analía Aucía, Verónica Correa, Elvira Scalona y Veselka Medich.

“A los chicos y a las chicas les interesa mucho cuando les mostrás otra cosa, ellos se sienten identificadas e identificados con los postulados de la ESI”, comentó Analía, profesora de Historia en varias escuelas de Rosario donde vuelca los postulados de la Educación Sexual Integral. En referencia a la vivencia con respecto a la implementación de la Ley 26.150 en la currícula, señaló que “los chicos en cuarto año no saben lo que es la ESI, cuando este enfoque debería implementarse desde el nivel inicial”.

La Educación Sexual Integral implica una mirada crítica a una cultura que, regida por la heteronormatividad, discrimina, excluye y oprime la diferencia. “El perfil integral de la ESI permite repensar la forma de vincularse y relacionarse entre las personas”, señaló Manuel, activista por la diversidad sexual y militante de Patria Grande. “La educación sexual integral reconoce identidades que antes eran invisibilizadas”, expresó refiriéndose a las personas trans, los homosexuales y las lesbianas.

“Transformar cuestiones culturales que nos atraviesan y generan crímenes de odio como la homofobia, la lesbofobia y la transfobia es fundamental”, sostuvo.

La lucha por la ESI continúa

“Nos queda un camino por recorrer, es un proceso. Que los pibes y pibas en las escuelas hablen y digan que les interesa este enfoque es sumamente positivo”, comentó Luciana, y confió: “ESI nos interpela a nosotras como docentes; a veces no es fácil abrir esas puertas y romper con esas estructuras con las que también venimos formateadas. También tenemos que perder el miedo a que los pibes y pibas nos interpelen y no saber qué responder”.

En referencia a las próximas acciones del Frente por la ESI, las docentes explicaron que, si bien el Frente es de muy reciente conformación, “hay pensadas varias acciones para que en las escuelas se implemente y efectivice la ley”.

La lucha por la ESI estará presente en la onceava “Marcha por la Diversidad Sexual” que tendrá lugar el 19 de noviembre con actividades que comenzarán a las 17 hs. en la Plaza Libertad; y en la marcha del 25 de noviembre por el “Día de la No Violencia hacia las Mujeres”, sosteniendo el lema del Agitazo: “Sin ESI no hay Ni Una Menos”.

Escuchá la nota con Claudia Etcharry (AMSAFE) sobre el "Agitazo por la Educación Sexual Integral":