Viernes, 14 Octubre 2016 17:48

Encuentro de voces que construyen

Escrito por  Malcom Perucca - Ignacio Benitez

El fin de semana en la ciudad de Rosario se realizó XXXI Encuentro Nacional de Mujeres. Los talleres enfocados en diversas temáticas dieron lugar a debates que tenían como objetivo cuestionar el sistema patriarcal y la visibilización de la lucha por la reivindicación de los derechos de la mujer en todos los ámbitos. Este Encuentro dejó diferentes sensaciones en las mujeres que participaron.

Mujeres que llegaron a Rosario desde todos los puntos del país marcaron su impronta en la ciudad mediante ideas y discusiones, buscando establecer los fundamentos para las conclusiones finales de cada uno de los debates. Cada una de ellas se llevó del Encuentro una experiencia única que se da solo en Argentina. Mujeres que cargan con el peso de la historia y que buscan crear un futuro más equitativo y digno.

Santiago del Estero

Luciana tiene 49 años y no fue la primera vez que vino al encuentro. Es una militante del Campo Popular de los 80. “Creo que es necesario juntarnos para poder modificar estas estructuras tan rígidas del capitalismo y del patriarcado”, y agregó: “Está la necesidad de estar todas juntas para luchar contra un enemigo común, que es la derecha que avanza en el mundo y la decrepitud del capitalismo dominante”

Necochea

Rocío (18) resaltó la organización y todo lo que implica ir a un ENM. “Lo que más me llevo es el encuentro con las compañeras, no solo en los talleres, la marcha y las actividades programadas por el encuentro, sino también en la calle, en encontrar alojamiento, en todas las mujeres que vinieron no al encuentro sino a trabajar y tienen otro punto  de vista. Ese compartir y sumar, me enriqueció muchísimo”.

Santa Fe

Para Violeta (27) fue el primer encuentro y la posibilidad de asistir fue una gran oportunidad para aprender de diversas temáticas que le interesaba de los talleres. “Es un movimiento cultural enorme. Es mucha la cantidad de gente que vi en la marcha. Así que me llevo un montón de cosas y un montón de personas que conocí”, expresó.

San Isidro, Bs. As.

Elena, miembro del  Sindicato Unificado de Trabajadores de la Educación de Buenos Aires (SUTEBA), opinó que  fue  una experiencia maravillosa el Encuentro de Mujeres ya que llegaron de todas las latitudes del país y de Latinoamérica con una riqueza enorme de talleres. A su vez, expresó un enojo importante con un sector que según ella, ensombreció grandemente el encuentro y que lo utilizó para poder justificar una represión irracional. La integrante sindical se fue con dos sensaciones. Por un lado, dijo con optimismo: “Voy a volver y voy a participar en la organización, estoy maravillada”, y por otro lado dijo: “Voy a tratar que esto no vuelva a pasar. Va a ser difícil, pero la verdad que es lamentable y triste. Ver pibas jóvenes que estaban justificando una represión  y pidiendo disculpas a Rosario por el estado en que quedó”.

Córdoba Capital

Chela de 73 años, jubilada, apuntó contra el gobierno nacional y  dijo: “Hace 30 años que andamos en esto del Encuentro Nacional de Mujeres. Han sido muy ricas las experiencias que se han transmitido. Se ha cuestionado mucho la política de este momento. Yo participe en un taller de jubiladas de la tercera edad” y agregó: “Nosotros no estamos de acuerdo con el título que nos ponen, nosotros decimos que somos ´acumulación de juventud´, entonces decimos que la problemática se ha presentado  con lo que están haciendo con nosotros en el país, con este gobierno neoliberal”. Con respecto a la represión policial manifestó: “Nos entristece que se reprima a las mujeres, mas allá  de que sean comprendidas o no las reivindicaciones que hacemos”.

Buenos Aires

Gabriela (34) participó por primera vez del ENM. Dejó sus sensaciones y contó acerca de los talleres donde hablaron de diferentes temáticas como la del aborto legal, seguro y gratuito, del trabajo sexual, de las identidades autoproclamadas, del medioambiente, de la salud de la mujer, del acceso al poder judicial y violencia de género.  “Por supuesto que el “NiUnaMenos” también tuvo lugar en la marcha, y compartimos la experiencia con mujeres de toda América Latina” dijo Gabriela, y agregó: “Estuvieron presente compañeras de Chile, Uruguay, Venezuela, Colombia.” Por otra parte, hizo referencia a la prisión de Milagro Sala. En este sentido dijo: “Pedimos por la liberación de Milagro Sala, presa política a partir de este nuevo gobierno de Mauricio Macri.” A su vez, comentó: “También homenajeamos a Berta Cáceres, una luchadora incansable del feminismo ecologista en Honduras.”
Respecto a la trascendencia del ENM considera que: “Ya no hay más excusas para que los medios masivos no cubran todo lo que pasó acá, que vengan con la excusa de la marcha y la penosa represión que hubo anoche con balas de goma y agrediendo a las mujeres. Me parece que ya es de otra época. Las mujeres acá demostramos que tenemos el poder real para correr a este Estado patriarcal definitivamente de nuestras tierras, de nuestros cuerpos.”  En sentido consideró que “la lucha sigue, porque sabemos que todos los proyectos neoliberales están instalándose nuevamente en Latinoamérica  y va a ser duro como toda lucha”  

Moreno Bs. As.

Sofía (23) es la tercera vez que participa de un ENM y la primera que viene a marchar. “Las otras veces estuve participando de los talleres y fue muy interesante, pero también estuvo buena la experiencia de estar ahí trabajando. Es increíble la cantidad de gente y la fuerza que tenemos. A veces no tomo conciencia de la dimensión. Éramos demasiadas” se entusiasmó Sofía, y finalizó: “Se siente una fuerza hermosa. Me llena de esperanzas porque a veces cuando ando sola por la calle no me doy cuenta que somos tantas las que tenemos estas ideas.”

Buenos Aires

Para Priscila (28), este fue su primer encuentro. “Lo sustancial es que me parece que este movimiento tiene que seguir creciendo año a año. Me llevo la necesidad profunda de seguir construyendo entre mujeres con una perspectiva de género, con feminismo, con la necesidad de entender que somos heterogéneas, que no somos todas iguales, que tenemos muchas diferencias pero en esas diferencias encontramos nuestros profundos encuentros y seguimos marchando una al lado de la otra, año tras año”, manifestó Priscila.

Neuquén

Mabel  (44) participó en algunas organizaciones sindicales en ATE y en el plenario de trabajadoras que es una organización de mujeres del Partido Obrero. “Ya he venido a varios encuentros. Me llevo todas las experiencias de debate en las comisiones de las mujeres que vienen a organizarse para reclamar sus derechos, ahora particularmente en esta situación política que estamos viviendo para reclamar no solo por el derecho al aborto legal seguro y gratuito, sino contra el ajuste y todas las políticas que nos oprimen no solo a las mujeres sino a toda la clase trabajadora” considero.
”Fue una marcha muy grande, no sé si la más grande hasta ahora de todas las que yo he participado, y es una lástima que por una situación que fue mínima, salga en los medios que hay 30 detenidos y destrozos, cuando el 99% de la marcha se desarrolló normalmente planteando las consignas de reclamos del movimiento de mujeres”.

Mendoza

Florencia (26) cuenta su experiencia: “A nosotras el ENM nos sirve mucho como cooperativizadas, porque nos encontramos con experiencias de compañeras que están con diferentes luchas en toda la Argentina. También problematizamos y nos volvemos a encontrar con nosotras mismas y con otras compañeras en otros espacios” y finalizo: “Para mi es excelente, lo vengo haciendo hace cinco años y lo volvería a hacer porque cada encuentro es una experiencia nueva.”

Cañada de Gómez – Sta. Fe

Patricia (52) cuenta que es su mi primera experiencia en un ENM. “El encuentro fue magnifico porque pudimos discutir y consensuar mujeres de distintos pensamientos políticos para hacer política femenina” expresó. “El encuentro se dio en un marco de tranquilidad. La marcha fue casi en su totalidad pacífica, con cánticos de reclamo por nuestros derechos” contó, y concluyó: “El sabor amargo es que por los disturbios nos reprimieron y nos acusan. Disturbios que comenzó un grupo que para mí esta armado políticamente y por la iglesia.”

Patricia no puede contener la alegría de “estar todas juntas, juntas más que nunca” y dijo que “Después esto más unidas todavía. Y ahora al Chaco, en el próximo encuentro.”