Martes, 11 Octubre 2016 22:01

Un año de trabajo, tres días de mucho debate

Escrito por  Delfina Cavallone

“El balance es inmejorable”, celebró la integrante de la Comisión Organizadora Noel Gassmann, a un día del cierre del 31º Encuentro Nacional de Mujeres que tuvo lugar en Rosario este fin de semana. La actividad fue diversa y agitada al compás de las voces de más 70.000 mujeres, que llegaron para reclamar por sus derechos. “Estamos muy satisfechas del trabajo que hicimos y hubo un reconocimiento por parte de todas las mujeres que participaron”, sostuvo.

El lunes culminaron las actividades que se venían gestando desde el sábado en el 31° Encuentro Nacional de Mujeres. Mujeres a lo largo y ancho del país -y de otras naciones- debatieron posiciones en torno a temáticas que iban desde la salud sexual y reproductiva y el aborto, hasta el acceso a la Justicia y la feminización de la pobreza, en las 69 temáticas que se planificaron a lo largo de un año por la Comisión Organizadora de Rosario.

En diálogo con La Brújula de la Mañana, Noel Gassmann remarcó: “Estamos muy satisfechas con el laburo. Llevó un año de mucho trabajo, teniendo que relegar o postergar algunas cuestionas de la vida individual”. La Comisión Organizadora se conforma con mujeres de la ciudad elegida como sede, el año pasado en Mar del Plata se decidió que el nuevo escenario sería Rosario. Desde ese momento, 200 mujeres se pusieron al hombro la organización del Encuentro N° 31 que haría posible que vengan más de 70.000 mujeres a la ciudad: “Eso sumado a la gran unidad que había en la Comisión, fue lo que derivó en formar la marcha más grande que tuvimos en Rosario”, afirmó.

El esfuerzo de la Comisión se hizo visible no sólo en la organización del Encuentro, sino también en otras aristas imprescindibles como el albergue de 40.000 mujeres en escuelas y las viandas de comida. “Tuvimos un trabajo muy bueno y muy ordenado. Estuvimos unos días antes un poco locas terminando de asignar contingentes a las escuelas y demás, pero la verdad es que se dio muy bien, no tuvimos problemas con el alojamiento”, declaró.

Al respecto, agregó: “Incluso llegaban mujeres al mismo Encuentro a pagar la inscripción y a decir que se quedaban sin hospedaje y fueron alojadas porque teníamos lugar. La comida alcanzó perfectamente, incluso para que se lleven de vuelta a sus hogares”. “Estamos muy satisfechas del trabajo que hicimos; que costó, costó, estuvimos casi tres días sin dormir. Pero estuvo muy bueno y hubo un reconocimiento por parte de todas las mujeres que participaron”, sostuvo la organizadora.

Puntos en común de lucha

Los talleres ofrecieron una amplia diversidad de temáticas, teniendo como hilo conductor la oposición al gobierno de Mauricio Macri, en tanto responsable político en los distintos ámbitos que se discutían como salud, educación o trabajo. Muchos de los espacios tuvieron que dividirse porque  se saturaba la capacidad por la gran concurrencia. Los más convocantes fueron los referidos a violencia, aborto, trabajo, juventud y adolescencia.

“Lo que tiene el Encuentro es que todo tiene que ver con todo, y hay debates que terminan atravesando desde el primer hasta el último taller”. Por ello, todo lo discutido queda asentado para elaborar las conclusiones, que se repartirán el próximo año -en este caso en Chaco. “Antes estaban los famosos libritos de las conclusiones, hoy están digitalizadas. Estamos viendo de subirlas a las redes y a la página web del Encuentro”, precisó.

Incidentes frente a la Catedral

Durante la tarde del domingo se realizó la Marcha Nacional de Mujeres, la cual tenía un recorrido pautado por más de 40 cuadras, dejando a un lado la calle que lindera con la Catedral. Así y todo, un grupo minoritario se enfrentó con la Policía al confrontar con una decena de hombres que rezaban sin parar y en voz alta en la vereda, en clara provocación y oposición al Encuentro. “El ritmo de la marcha terminó en perfectas condiciones, cuando terminamos nos enteramos de lo que estaba pensando e hicimos una reunión para largar un comunicado en repudio a la represión. Pero esto poco tuvo que ver con lo que realmente fue el Encuentro de Mujeres”, lamentó.

En esa línea, subrayó que hay “declaraciones públicas del ministro de Seguridad (Maximiliano Pullaro) como del arzobispo de Rosario (Eduardo Martín) de que era un grupo minoritario; incluso no se descarta que hayan sido infiltrados que generaban una provocación a propósito”. Y aprovechó para marcar el rol de los medios de comunicación en la difusión del Encuentro: “Fue muy triste lo de algunos periodistas y medios locales. Creo que tiene que ver con intentar tapar lo real de la discusión política y el protagonismo de la mujeres, con un disturbio provocado incluso por hombres”.

En 2017 la cita es en Chaco

En el acto de cierre, Chaco fue la provincia elegida para que se desarrolle el Encuentro N° 32 en 2017. “Lo principal no es estar en el centro del país por cuestiones de accesibilidad; lo principal son las necesidades de las mujeres, de juntarse, de discutir, de buscar distintas estrategias y herramientas para volver a nuestros lugares y transformar lo que nos viene pasando”, enfatizó. “No creo que para el Encuentro del año que viene tengamos muchas más cuestiones garantizadas, por lo menos no sin lucha y eso nos va a movilizar. Ojalá Chaco supere a Rosario”, expresó por último.

Escuchá la entrevista completa en La Brújula de la Mañana.