Sábado, 03 Septiembre 2016 15:05

La Marcha Federal

Escrito por  Texto: Francisco Cobelli - Fotografías: Mariano Basavilbaso - Fernando Der Meguerditchian - Julieta Pisano - Video: Diego Portilla

La multitudinaria Marcha Federal "contra el tarifazo, los despidos y el ajuste", convocada por las dos CTA, tuvo su acto principal el viernes en Capital Federal. Las cinco columnas llegadas desde todos los puntos del país confluyeron en la Plaza de Mayo, reuniendo a más de 200.000 manifestantes. El jueves la marcha pasó por Rosario y contó con la participación de diversos sindicatos y organizaciones, que se sumaron a la columna que llegó desde el noreste argentino.


En el marco de la segunda Marcha Federal realizada en Argentina (la primera fue en 1994 durante la presidencia de Carlos Menem), una multitud se congregóel viernes en Plaza de Mayo.Desde muy temprano miles de trabajadores de todo el país se reunieron bajo la misma consigna: “unidad del movimiento obrero para frenar el ajuste que está pagando el pueblo”.

El acto central contó con la presencia de los principales dirigentesde las centrales de trabajadores. Pablo Micheli de la CTA (Central de Trabajadores de la Argentina)Autónoma declaró que no se aceptará ningún ajuste “ni violento, ni gradual”. Y agregó que si el gobierno nacional no escucha los reclamos, “habrá paro nacionalmás temprano que tarde”.
Por su parte, Hugo Yasky de la CTA de los trabajadores definió a la marcha como “el puntapié inicial para el gran paro nacional" e insistió en “instalar la agenda social que el gobierno se niega a discutir”. Además, recalcó la necesidad de “lucharpara que se reabran las paritarias”.


La marcha en Rosario
Las primeras columnas del paso de la Marcha Federal porRosario arribaron a la Plaza San Martín alrededor de las 15 del jueves. “Es una marcha que pretende ser portadora de los reclamos de los sectores más postergados desde el interior hacia la Capital Federal”,explicó Gustavo Teres, secretario General de Amsafé (Asociación del Magisterio de Santa Fe). En diálogo con La Brújula de la Mañana por Radio Wox, consideró a la marcha como “una instancia más de las iniciativas que viene encabezando el movimiento obrero”.
Con respecto a las críticas de algunos sectores sindicales a la posibilidad de marchar con los sectores más vinculados al kirchnerismo Teres explico que “todos estos reclamos vienen de antes, la desocupación que hoy está en 11 puntos, en la gestión anterior era un punto menos. Un punto es un montón, pero no es que era 0. Lo mismo con respecto al impuesto a las ganancias, que algunos sectores que hoy lo reclaman antes nos decían que era un reclamo de sectores acomodados. Por eso marchamos con memoria, y trabajamos sobre los grupos económicos concentrados que hoy son el oficialismo, acumulado fuerzas para tratar de torcer el rumbo de estas políticas”
Para las 16, las calles que rodean la Plaza San Martín estaban colmadas por representantes de múltiples delegaciones de sindicatos santafesinos y de las provincias del noreste argentino (Misiones, Corrientes, Chaco, Formosa). Esta movilización busca “confrontar y ponerle límite a una política económica que profundiza los males que tenía la política anterior”,sostuvo Teres al respecto. A su vez, destacó la importancia de “acumular fuerzas para torcer el rumbo de las políticas que tienen que ver con el empleo, las leyes laborales, la jubilación, el salario y la criminalización de la protesta”.

 


La marcha arribó alrededor de las 18 a la Plaza Montenegro, donde aguardaban cientos de personas. La titular de Ctera (Confederación de Trabajadores de la Educación de la República Argentina), Sonia Alesso, tomó la conducción del acto de cierre y le cedió la palabra a Paulo Juncos, secretario General de la CTAde los trabajadores en Rosario. El referente definió a la marcha como “una gesta histórica de unidad y lucha del movimiento obrero”. Además advirtió al gobierno nacional, y a los gobiernos provinciales que “entren en sintonía con el ajuste”, que se tomarán las medidas necesarias “para que la crisis no la paguen los trabajadores”.
Otro orador fue el secretario General de la CGT (Confederación General del Trabajo) San Lorenzo, Jesús Monzón, quien hizo referencia a la represión llevada a cabo días atrás en Buenos Aires contra los jubilados, como una manera de amedrentar las protestas: “Nos quieren plantear que si salimos a la calle vamos a perder, pero en la calle los trabajadores no pierden”, afirmó.


Por otra parte, Matías Layús, secretario General del Movimiento Sindical Rosarino, recordó que en la visita a una fábrica de Dock Sud el Presidente Mauricio Macri acusó a los trabajadores de “abusar del ausentismo e inventar juicios laborales”. Sostuvo que al gobierno nacional le marcan la agenda “los medios concentrados de comunicación, como también los empresarios”.
“Toda acción en contra del gobierno es tildada de desestabilizadora, pero debemos preguntarnos quién ha desestabilizado la economía en este país”, sentenció.