Martes, 11 Julio 2017 21:33

Los trabajadores de Mefro Wheels siguen esperando

Escrito por  Tamara Fernandez Casal

Ante el incumplimiento en el pago de los subsidios nacionales y las demoras para la reactivación de la nueva empresa, los trabajadores de Mefro Wheels volvieron a reclamar a las autoridades. Más de 160 familias están sujetas a los reiterados cambios en las fechas de cobro y a la espera del llamado al concurso de acreedores. “Estamos ansiosos de volver a nuestro trabajo, pero Nación nos está jugando en contra”, expresó el delegado Miguel Valentino.

En un principio, la segunda parte del subsidio de Nación estaba previsto para mediados de junio, pero sobre la fecha les notificaron que se iba a demorar hasta los primeros días de julio. El martes pasado, cuando empezaba a regir el nuevo cronograma para el cobro, les informaron que por una “confusión” administrativa, se demoraba un mes más, dilatando hasta agosto el pago.

Ante el nuevo cambio y debido a la situación que están atravesando, iniciaron una serie de medidas para volver a poner en agenda sus demandas. El miércoles se acercaron al Concejo Deliberante de Rosario, donde pudieron manifestar que el gobierno nacional no cumplía con su parte. Si bien el Concejo los apoyó, “no son ellos los que no cumplen”. También realizaron este viernes una marcha frente a la sede de ANSES, manteniendo activo el reclamo por el cobro del dinero prometido.

La empresa, una de las principales fábricas de llantas de Argentina, cerró sus puertas en febrero pasado alegando insolvencias ante el masivo ingreso de producción importada. El saldo de esta decisión fue la pérdida de la fuente de ingresos de 170 trabajadores, que iniciaron diferentes protestas para intentar revertir la situación, logrando que los gobiernos provincial y nacional  intervinieran en una negociación con otra empresa dedicada a autopartes para que absorba Mefro Wheels: la empresa Cirubon.

En la Asamblea General de abril pasado, la provincia, la Unión Obrera Metalúrgica (UOM), los trabajadores y la Nación, acordaron el pago de los subsidios para hacer frente a los salarios adeudados y la continuidad de cobro hasta la vuelta a sus empleos. La suma rondaba los 91 mil pesos, de los cuales la provincia cumplió con el pago de los 25 mil a los que se comprometió, pero desde ese momento están a la espera de la parte faltante de Nación.

“Estamos ansiosos de volver a nuestro trabajo, pero Nación nos está jugando en contra. Vivimos una situación crítica económicamente y no sabemos qué hacer. Si empezamos a trabajar,  perdemos lo prometido pero volvemos al trabajo, que es por lo que hace cinco o seis meses estamos luchando arduamente”, señaló el delegado Miguel Valentino, en comunicación con La Brújula; al hablar de la excesiva prórroga en los cobros y los rumores de que Nación no les pague a los que estén trabajando.

Ante las manifestaciones de estos días y luego de la marcha del viernes, se comunicaron desde Capital Federal para concretar una reunión para la próxima semana con el Ministerio de Trabajo de la Nación y los delegados de Mefro Wheels. Las expectativas rondan en la nueva promesa de un adelanto del Fondo de Desempleo, el cumplimiento del pago faltante y su extensión a la totalidad de los trabajadores.

El avance hacia la reapertura

Desde aquel abril, donde se pensaba que en 90 días iniciaban las actividades en la nueva fábrica, los trabajadores mantienen su atención en los avances o los inconvenientes que se presentan. De este modo, lograron impedir una vuelta atrás respeto a las negociaciones entre el dueño alemán y Ricardo Ciccarelli, director de Cirubon.
La última semana de julio se reunieron en el Hotel Riviera, donde supuestamente por discrepancias sobre el pago de las deudas, se caía el acuerdo. Al enterarse de esto, los trabajadores fueron al hotel  para impedir que se retiren sin concretar nada y pudieron garantizar que se llegue a un arreglo. “El alemán se haría cargo de las deudas mediante un concurso de acreedores, para que Ciccarelli comience a trabajar, producir y pagar desde ese momento”, explicó Valentino.

Si bien las condiciones para la reapertura están encaminadas, la feria judicial va a demorar los trámites, ya que falta que la justicia apruebe el concurso a acreedores que sería el único impedimento para que puedan volver a sus trabajos. Se prevé que si esto se concreta, en 40 días empezarían las actividades. Mientras tanto, el tiempo perdido, los sueldos no recibidos y las “promesas” que tardan en cumplirse, afectan el día a día de los obreros de Mefro Wheels.  

El delegado no dejó pasar la oportunidad para manifestar su agradecimiento a la Comisión Directiva de la UOM por el bolsón de comida que se les entregó el miércoles pasado y por la bonificación de mil pesos que le va a conceder en estos días a cada trabajador. Agradeció también por el apoyo brindado al apoderado de la UOM, Pablo Serra, y al ministro de la Producción provincial, Luis Contigiani.