Miércoles, 17 Mayo 2017 00:33

Nuevo año de “Sonamos Latinoamérica”

Escrito por  Ignacio Benitez - Yanina Corizzo - Fotografías: Mariano Basavilbaso

La primera peña de Sonamos Latinoamérica augura un año lleno de desafíos estéticos para el resguardo y la difusión de la música propia de nuestras geografías, un espacio colectivo de difusión de la música en el que hay actividades durante todo el año en diferentes puntos de América, en Rosario se realiza una peña mensual, además de talleres, seminarios y el festival que es una vez al año.

El miércoles 12 de abril tuvo lugar en Distrito Siete la primer peña de la organización “Sonamos Latinoamérica” sede Rosario. De esta manera, la organización, que tiene como fin la difusión de la música popular latinoamericana, dio por inaugurado un año cargado de propuestas artísticas  diversas.  “Esta es nuestra primer actividad del año en el cual realizamos algunas actividades, entre ellas una peña mensual, esta es la primera y decidimos hacerla en un espacio amplio donde se pueda bailar como ” dijo Cintia Sposetti, una de las organizadoras de “Sonamos Latinoamerica” en la ciudad de Rosario.

 

Vale la pena mencionar, que esta colectivo de músicos autogestionados, dan sus primeros pasos en la ciudad de Santa fé. En la actualidad Sonamos Latinoamérica tiene sede en varios países y en numerosas ciudades Argentinas. Lo que significa un esfuerzo  cotidiano por resguardar las raíces de nuestras expresiones culturales en contextos adversos donde los circuitos comerciales colonizan con vehemencia los medios de comunicaciones y los espacios de construcción artística.

Sonamos Latinoamérica redobla la apuesta. Durante el año, organizan encuentros peñeros,  que además de permitir la difusión de artistas locales posibilita financiar el Festival anual que se desarrolla en forma simultánea en todas las sedes. “Sonamos Latinoamérica arrancó en el año 2000 aproximadamente en la ciudad de Santa Fe, desde allí se fue multiplicando en distintas sedes a lo largo del país y latinoamerica. En la ciudad de Rosario hace seis anios que se está organizando”  explicó Cintia Sposetti.

La organización inspira ese cruce entre  tradición y modernidad  con una vocación inclusiva y participativa. Es un espacio de músicos independientes que optan desde la autogestión articular iniciativas que promuevan el trabajo de artistas que las leyes del mercado se empeñan en marginar. Sonamos Latinoamérica promueve ese dialogo, de distintas propuestas estéticas, ya sea desde la música, la danza entre otras, que toman su punto de mayor efervescencia en el festival anual.

La busqueda pasa por abrir nuevos canales de difusión para que los músicos puedan reflejar la gran diversidad cultural de los pueblos.
Sonamos Latinoamérica  propone en su andar un recorrido alternativo por   a aquellas expresiones artísticas que representan lo propio,  y que desde su compromiso social y estético abrigan  las raíces de esta región del mundo tan escarmentada por las leyes del mercado y tan rica en su complejidad cultural geográfica. “La actividad principal es un festival anual que siempre se realiza en el mes de octubre, durante el mismo llegan diversos músicos de latinoamerica” contó Sposetti y agregó “Sonamos Latinoamerica se replica en otros países de América como Colombia, Perú, Uruguay, Mexico, Chile y Venezuela, paises con los que intercambiamos información y las diversas propuestas musicales”.

El festival además de los conciertos de diversos músicos de la región,  incorpora talleres abiertos a la comunidad y seminarios específicos para docentes, que abarcan múltiples disciplinas como la ejecución instrumental, el canto, la danza y el análisis de los distintos géneros con sus respectivos contextos históricos. En cuanto a la organización Cintia Sposetti explicó: “Somos un grupos de 15 personas que sostenemos reuniones semanales, se trabaja todo el año para el festival que es la columna del ‘Sonamos´, el objetivo general es la difusión de la música popular latinoamericana, la idea es darle lugar a esos generos que van por afuera del mercado actual, estanos digramando este año que viene con muchos recortes, estamos poniendo garra”

En esta primera oportunidad, en encuentro tuvo aire folclórico. La cita era a las 21 hs. Alrededor de las 22, se dio inicio una clase de danza e improvisación a cargo de la bailarina y coreógrafa Ines Maguna. Ines, en un intento de viabilizar caminos para el encuentro participativo invito al trabajo de un ritmo madre de raíz ancestral como es la chacarera, primero en una base coreográfica para luego invitar al juego y la improvisación. Así, la peña se fue llenando de ritmo y movimiento, rondas y encuentro.

Le siguió el turno a Martín Reinoso y “La banda desesperada” que presentaron un conjunto de canciones de su último disco “Bastará un instante” obra que refleja la relación directa con nuestra tierra y sus ritmos, canciones de hoy con historia a orillas de un río. El cantante invitó al público a bailar el gato, la gente de todas las edades se fueron levantando de sus sillas y bailaron al ritmo de la música popular. “Vamos, bailemos todos en la ronda del gato y por muchas rondas más” arengó Reinoso para que la gente se sume.

Finalmente, cerraron la noche la noche artistas invitados, como Rocío Basualdo y Diego Zabala entre otros,  con su repertorio bailable y peñero con canciones propias y otras del cancionero popular.
Esta primera peña marca el paso firme de un colectivo que apuesta por cultura del compromiso artístico con su entorno. Le seguirán numerosos encuentros peñeros que durante el año anticiparan la propuesta del festival de octubre, para una vez más, abonar esa confluencia de miradas, sonidos, estéticas,  y relatos que actúan como puentes creativos y solidarios de una cultura latinoamericana que transforma a su paso.

La peña de Mayo se llevará a cabo en El Escaramujo (Rioja 504) y estarán "Juan Pablo Segúnduo" y "Natalia Gómez Alarcón Grupo”. Después, como siempre, micrófono abierto y guitarreada para que se sumen todos.