Miércoles, 22 Marzo 2017 15:06

Daniel Yofra: “Se busca estigmatizar la lucha obrera a través de sus malos representantes”

Escrito por  Francisco Cobelli

En la primera edición de "Sindicatos", el ciclo de entrevistas de La Brújula de la semana sobre el sindicalismo de la región, el secretario de la Federación de Aceiteros, Daniel Yofra, hizo un repaso por el pasado y el presente de su organización y del movimiento sindical en el país: “Se busca estigmatizar la lucha obrera a través de sus malos representantes”, afirmó. Sostuvo que su gremio no responde a partidos políticos y por ello los tratan de “desestabilizadores”. También dijo que “el problema de los dirigentes nacionales es que están alejados de la producción y de los trabajadores”. Ratificó el paro del 6 de abril.

La Federación de Trabajadores del Complejo Industrial Oleaginoso de la República Argentina empezó a gestarse a comienzos de la década del ‘40, a través de quienes integraron la Unión de Trabajadores Fabriles. Tenía como propósitos el mejoramiento de los salarios y el cumplimiento de las leyes obreras; dos motivos de lucha que se mantienen vigentes, siete décadas más tarde. El 29 de octubre de 1947 tuvo lugar el Primer Congreso Nacional Aceitero; encuentro que se realiza una vez por año, para debatir objetivos y analizar la gestión del año.

El sábado 18 de marzo La Brújula de la Semana, que se emite por FM Wox 88.3, estrenó la columna de Sindicatos con la entrevista en piso de Daniel Yofra. El secretario General de la Federación de Trabajadores del Complejo Industrial Oleaginoso de la República Argentina evaluó la situación sindical argentina y la coyuntura política.

Los trabajadores en primer lugar

“Nuestro gremio es un ejemplo. En 20 años hemos reconstruido el sindicato a través de conquistas como el Salario Mínimo, Vital y Móvil, y a través de una democracia sindical”, destacó Yofra, al inicio de su entrevista. Así marcó la diferencia con otros sindicatos, donde los trabajadores no tienen la posibilidad de elegir a sus representantes.

En referencia a la visión de los últimos gobiernos acerca del movimiento obrero, sostuvo que “se busca estigmatizar la lucha obrera a través de sus malos representantes”. Y agregó: “Acá lo más importante es saber si los trabajadores tienen, o no, problemas. Si los dirigentes son corruptos es un problema que deben solucionar los trabajadores”.

Al respecto, aclaró que “la Federación de Aceiteros no está con ningún partido político, porque si no se piensa más en lo que necesita el partido que en lo que necesitan los trabajadores”. Explicó que por este motivo -tanto la gestión kirchnerista como la macrista- los trataron de “desestabilizadores”.

Por otra parte, calificó de “miseria” al Salario Mínimo, Vital y Móvil. Y precisó que su sindicato pelea por un salario contemplado en  el artículo 116 de la Ley de Contrato de Trabajo y el 14 bis de la Constitución, es decir que asegure “el acceso a una vivienda digna, salud y esparcimiento”, entre otros derechos.
Lejos de la producción, lejos de la realidad

En otro punto destacado de la entrevista, Yofra analizó la relación entre los dirigentes sindicales nacionales y la producción. “El gran problema de los dirigentes nacionales es que hace mucho tiempo están alejados de la producción y de los trabajadores”, sostuvo. En ese orden, cuestionó que “no saben que hay despedidos, que hay un 50% en la línea de la pobreza, que el 75% de los trabajadores está por debajo de lo que se necesita para vivir dignamente”.

Más allá de esta crítica a las dirigencias nacionales, dejó en claro el apoyo al paro del próximo  6 de abril. “Hubiésemos querido que el paro fuese el año pasado porque estaban dadas las condiciones, había más de diez puntos que perjudicaban a los trabajadores. Nosotros vemos con buenos ojos que hagamos valer nuestro derecho a huelga”, dijo. Además se refirió a la influencia de la Confederación General del Trabajo (CGT): “Lleva a 500 mil personas, es la que más capacidad de convocatoria tiene más allá de sus dirigentes o la situación”, reconoció.

Mirá la entrevista completa en La Brújula de la Semana