Jueves, 08 Diciembre 2016 11:51

Denuncia posible cierre de centro de atención de adicciones en Rosario

Escrito por  Juan Pájaro Velásquez

Empleados del Centro Preventivo Local de Adicción (Cepla) ubicado entre los barrios Toba e Industrial, en la zona norte de Rosario, han denunciado que la Sedronar (Secretaría de Programación para la Prevención de la Drogadicción y la Lucha contra el Narcotráfico de la Nación) planea cierre definitivo de dicha institución “ nos dicen que los sicólogos pueden pasar a trabajar a otra institución,  y  si a eso le sumamos no va a haber un lugar físico donde siga funcionando implica el cierre” comenta Paola Barbero, Vicedirectora y sicóloga de Cepla Rosario.

El cierre se da en un contexto relacionado a políticas de ajuste en algunas áreas estatales que comenzó a aplicar el gobierno. En este caso, los Cepla fueron creados por la Sedronar en el año 2014 en el marco de la Ley Nacional de Salud Mental 26.657 y de Protección Integral de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes 26.061.

El Cepla “Juntos a la Par”, ubicado en Juan José Paso 2067, nació hace más de dos años y por allí pasan semanalmente más de 60 jóvenes de los barrios Toba e Industrial y otros cercanos, nos comenta Paola en dialogo con La Brújula de la Mañana “ el centro está orientado a los jóvenes de 12 a 30 años, se piensa en la restitución de derechos y se corre el eje de trabajo de dejar de perseguir al consumidor y se reemplazan por estas medidas en barrios vulnerables porque se entiende que  el consumo es problemático y está asociado a un montón de derechos vulnerados” añade Barbero.

Entendiendo las necesidades de los jóvenes de la zona donde está ubicado el CePLA Rosario se decide que se horario sea 16:30 a 21:30 en el que no hay otras instituciones en el barrio que brinden talleres culturales, deportivos y de formación laboral, “ la jornada de las instituciones finaliza en la mañana y en los barrios en los que trabajamos los pibes no tienen espacios para recrearse u hacer otra cosa y solo quedaba el negocio delictivo del narcotráfico y es por eso que el CePLA trabaja en el horario con esta población de jóvenes” nos dice la sicóloga Paola Barbero

En esta institución se dictan distintos talleres, tarea que realizan estudiantes y referentes sociales de la zona, “el trabajo que se está haciendo se pensó por generación, esto quiere ofrecemos diferentes talleres de acuerdo a la edad, porque no es lo mismo ofrecerle a un chico de 15 años un espacio de recreación mientras que a los más grandes hay que ofrecerle un espacio de formación laboral” señala Paola.

Con preocupación por los jóvenes y sin saber con exactitud que va a pasar con ellos, Paola manifiesta que “con los jóvenes tenemos asambleas mensuales, en las que íbamos allanando el terreno porque sabíamos que podría pasar ante los recortes de presupuesto. Así que ellos están al tanto de toda la situación”.
 
De los nueve trabajadores del Cepla solo tres, dos sicólogos y un antropólogo, serían trasladados a una institución municipal de la zona sur llamada La Estación. Mientras que a los otros 6, todos talleristas, no se les garantizó aún la continuidad laboral “más allá de la fuente laboral, de los trabajadores, lo más triste es que los más de 60 jóvenes de ese lugar quedan sin un espacio dónde concurrir.  Todos estamos super precarizados” concluye la psicóloga y Vicedirectora de CePLA Rosario.

Escucha la entrevista completa en La Brújula de la mañana

 

 

Fotografía: El Ciudadano