Martes, 06 Diciembre 2016 18:27

Avanzan las investigaciones por nuevo caso de violencia policial en Rosario

Escrito por  Guadalupre Freire

La denuncia por un nuevo caso de violencia y abuso policial ocurrido la pasada madrugada del viernes en la que tres jóvenes fueron detenidos violentamente por agentes policiales de la comisaria segunda en la esquina del bar Olimpo ,Mendoza y Entre Ríos, ya tomó dimensiones públicas.

La investigación en curso la lleva la Fiscal Bartolacci de la Unidad De violencia y corrupción policial unidad del Ministerio Público de la Acusación. Los jóvenes declararon ante Defensoría de la Provincia de Santa Fe y el pasado domingo el joven declaró ante la Dirección de Asuntos internos Policiales.

 La denuncia efectuada por los jóvenes implicados víctimas del abuso policial consta de dos partes. En una de ellas las dos mujeres declaran su testimonio y enumeran daños y lesiones sufridas.  La otra es una declaración del joven ante la Dirección de Asuntos Internos policiales de la provincia de Santa Fe con competencia territorial en el Departamentos Rosario; allí relata cómo en el transcurso de su detención es trasladado a la zona de Uriburu y el Río, golpeado y gatillado dos veces en la cabeza por dos efectivos policiales, quienes ademas lo amenazan diciendole que "va a terminar como Franco Casco"

El testimonio de una de las dos mujeres detenidas narra  que cercanas las tres de la madrugada del viernes llegaron al Bar Olimpo: “Llegamos al Olimpo atamos las bicicletas vimos que y ya había una especie de revuelta en la puerta. En el medio una chica que estaba desequilibrada emocionalmente repetía que acababa de sufrir un caso de violencia con una ex pareja”.

La victima relata que la policía intervino en la situación solo para dejar ir al agresor y que cuando ella y su amigo intentan mediar para ayudar a la joven la situación se complejiza.  Ante su intervención en el conflicto los tres jóvenes son reducidos y golpeados violentamente por las fuerzas policiales. “A mi amigo antes de ingresarlo al patrullero le azotan el tabique con el marco de la puerta del patrullero Lo meten y quedamos los dos en el patrullero, la otra joven fue trasladada en un patrullero aparte”

La detención de los tres jóvenes duró aproximadamente ocho horas. Las dos mujeres permanecieron en la misma celda una vez ingresadas a la seccional segunda.  La declaración  de una de las víctimas mujeres describe que al ingresar a la seccional el joven implicado en la causa sufría de múltiples lesiones y golpes por lo que fue llevado al hospital Provincial. Una vez en libertad El joven declaró  ante la Unidad de Asuntos Internos policiales que luego de esa visita al hospital fue trasladado en el patrullero por dos policías  a Uriburu y el Rio, allí denuncia haber sido golpeado  y haber sido víctima de  un simulacro de fusilamiento mediante dos gatillazos en su cabeza.

La unidad de comunicación de la fiscalía comunicó que ya hay medidas en curso sobre las agresiones efectuadas por la policía de la comisaria segunda y que el jueves próximo el joven implicado tiene que remitirse al médico forense para continuar con la investigación.             

La investigación en curso incluye análisis del GPS de los móviles policiales, relevamiento de las imágenes de las cámaras de video vigilancia en los corredores de la ciudad donde sucedieron los hechos y los informes de los médicos forenses. En este momento las declaraciones están sentadas en la Unidad de violencia y  corrupción institucional de la Fiscalía Regional Rosario

Los jóvenes fueron liberados pasado el mediodía del viernes, ante la concurrencia de personas allegadas que concentraron en la comisaria. Los jóvenes debieron realizarse un examen médico y dieron cuenta de la agresión y los golpes ejercidos por las fuerzas de seguridad ante Defensoria y el Centro territorial de Denuncia Rosario

La arbitrariedad de la detención denunciada por los jóvenes da cuenta del carácter urgente de la investigación que forma parte de un entramado de casos recientes en la ciudad en donde la violencia policial y el gatillo fácil se muestran como accionar cotidiano de las fuerzas de seguridad. Las víctimas que figuran como antecedentes fatales de este accionar policial son Alejandro Ponce, Gerardo Escobar y Franco Casco los tres asesinados en manos de la policía que hoy tienen sus causas en el fuero federal.


Fotografía: Facebook El Pulso - Proyecto Audiovisual