Martes, 29 Noviembre 2016 19:35

Emergencia social: ley, presupuesto y trabajo

Escrito por  Veronica Pilatti

Tras una serie de reuniones entre el gobierno nacional y distintas organizaciones, se acordó una Ley de Emergencia Social que esta semana se debatirá y aprobará en el Congreso. “Logramos consensuar que se declare la ley, con los parámetros y fundamentos que veníamos sosteniendo”, remarcó Fredy Mariño, de la CCC. La norma prevé un presupuesto de 25.000 millones de pesos por tres años y la creación de un Consejo Social.

La semana pasada se declaró la Emergencia Social gracias al reclamo de diversas organizaciones, tales como Barrios de Pie, la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP), y la Corriente Clasista y Combativa (CCC). El 23 de noviembre fueron convocados por el ministro de Trabajo, Jorge Triaca, a una reunión en la que -con avances y retrocesos- empezaron a reconocer la viabilidad de la declaración ante la situación que se vive en todo el país.

En diálogo con el programa la Brújula de la Mañana, Fredy Mariño explicó que uno de los puntos donde hubo acuerdo fue en el tema presupuestario: se logró consensuar un monto de 25.000 millones de pesos por tres años. Si en el primer año de implementación (es decir 2017) se logra gastar una tercera parte de eso, se asignarán 5.000 millones de pesos más. Así se llegaría a 30.000 millones de pesos durante el cumplimiento de esta ley.

Además, se habló del bono de fin de año para titulares de la Asignación Universal por Hijo.  “Este fue uno de los puntos que aceptamos pero a regañadientes, planteando que no estábamos de acuerdo”, señaló el militante de la CCC. Si bien se pretendía lograr un beneficio más alto, el gobierno propuso un bono de 1.000 pesos por grupo familiar, pero a partir del segundo hijo habrían 250 pesos más.

Una de las bases de la ley es generar fuentes de trabajo, por lo que plantea la creación de un Consejo Social, que estará integrado por el gobierno y las organizaciones sociales para discutir políticas de trabajo genuino en distintos sectores de la economía popular. Se trata de una iniciativa “que habla de la creación de millones de planes de empleo, de seguimiento de todas las políticas sociales, del salario social complementario”, entre otras demandas.

Barrios como herramienta de lucha

Es importante remarcar que la Emergencia Social nació de las organizaciones sociales. “En febrero, en un plenario nacional que se hizo en Cayafate, Salta, se colectivizó la necesidad de una declaración con políticas para hacerle frente a la grave situación que se vive en el país, con la falta de trabajo, la inflación, la falta de respuestas para los merenderos, los comedores, para la gran demanda de gente que va quedando sin changa”,  reseñó Mariño. En ese contexto, en Rosario se realizaron una serie de marchas y debates a lo largo del año para la implementación de este proyecto.

Al cierre de la entrevista, el militante social sostuvo la importancia de la calle como una herramienta. Para lograr esta ley, las organizaciones necesitaron establecer un diálogo con las centrales obreras, con todos los bloques del Congreso Nacional y con la Pastoral Social de la Iglesia Católica. “Hemos hecho todos los deberes, escalón por escalón, hasta llegar a este acuerdo que hemos tenido con el gobierno nacional y que hemos consensuado con los demás bloques de la oposición. El miércoles y el jueves que viene, en sesión extraordinaria, será tratada y aprobada esta ley”, sentenció.   

Escuchá la entrevista completa en La Brújula de la Mañana.