Viernes, 18 Noviembre 2016 19:31

Adicciones, un problema sin escucha ni observación en la ciudad

Escrito por  Sofía Arnoldi

Desde la bancada del FPV en el concejo deliberante rosarino Norma Lopez asegura que los proyectos vinculados a ayudar a jóvenes y sus familias en la problemática en adicciones no avanzan. Desde un observatorio aprobado un año atrás, que nunca se implementó, la creación de Centros de Escucha que se encuentra “retrasado” en la comisión de Salud Pública.

El expediente 212255  detalla los motivos, objetivos y funciones de los Centros de Escucha así como la Ordenanza para su creación. Los mismos están proyectados como espacios de orientación a toda persona que haga uso de drogas, tanto legales como ilegales, y a su respectivo entorno social- familiar. “Hoy por hoy, hay un área inaugurada recientemente en la zona sur de la ciudad que es La Estación que presenta su espacio multidisciplinario, donde se propone escuchar a los vecinos, guiarlos y apoyarlos desde el estado”.

Al margen de considerar como una excelente experiencia la creación y el funcionamiento de La Estación, Norma Lopez pone en foco la cuestión territorial y la descentralización. “Está consolidada en un lugar de la ciudad”. Lo que promueven desde el bloque FPV es “que tiene que haber centros de escucha para cualquier familia y para cualquier ciudadano en todo el territorio”.

Por ello, como recurso de todos los rosarinos, consideran a los distritos un espacio indicado para anclar estos lugares de escucha “porque ya tienen un espacio edilicio, tienen distintas áreas de promoción de derechos que conviven allí, entonces hay que reorganizar equipos para que estén más cerca del vecino. Lo que no tenemos que hacer es concentrar una información y que esté alejada territorialmente del vecino. Siempre el distrito está mucho más cerca”.

A pesar del bajo costo que demandaría el proyecto por contar con el lugar, la concejala acredita falta de voluntad política para que al fin el proyecto se concrete. “Hay una negativa expresa de la intendenta, del Secretario de Salud, de la Secretaria de Promoción social para avanzar en circuitos que sean mucho más allegados al vecino”.

El indispensable observatorio

“Para tener los datos precisos sobre cuál es el consumo del rosarino, cuál es la relación más problemática, tenemos que tener un Observatorio”.
En diálogo con La Brújula de la Mañana, Lopez responsabiliza a la municipalidad de estancar el proyecto, que ya fue sancionado por una ordenanza: “al no avanzar con este observatorio, también perdió en unas capacitaciones que nosotros ya habíamos acordado con el Gobierno Nacional para formar y capacitar a aquellas personas que formaron parte de este equipo”.

Indica que el observatorio es “indispensable” ya que sin información recabada “es muy difícil que se liberen políticas públicas que acerquen al ciudadano información veraz y que resuelvan la situación”. Relacionado también con la cuestión de tener una mirada acerca de los tipos de drogas, ya que según datos nacionales “se indica que el mayor consumo de adultos y de jóvenes está en el alcohol, drogas lícitas. Y en segunda instancia son drogas ilegales”.

La idea que se plantea en el expediente es “trabajar en conjunto con los sectores privados porque el estado tiene muy pocos espacios donde se pueda hablar de tratamiento para adicciones”. En ese sentido, no tan favorable, es que “los sectores de trabajadores y sectores más vulnerables quedan fuera de esta lógica porque, al tener pocos lugares el sector privado es muy caro  y solamente pueden acceder algunos con becas que se puedan relacionar con la SEDRONAR” (Secretaría de Programación para la Prevención de la Drogadicción  y la Lucha contra el Narcotráfico).

Si querés escuchar la entrevista completa: