Sábado, 17 Septiembre 2016 13:31

América Latina, China y el futuro energético cercano

Escrito por  Francisco Cobelli

El Doctor en Ciencias Sociales por la Universidad de Buenos Aires (UBA) e investigador del Conicet, Bruno Fornillo, habló sobre la presentación de su último libro: “Sudamérica Futuro. China global, transición energética y posdesarrollo”, en donde realiza un profundo análisis del asunto energético. En el libro se trabaja la cuestión energética a partir de dos problemas: el impacto en un futuro cercano de la falta de combustible y el rol de America Latina frente a China y EEUU como proovedor energético.

 

Argentina existe la ley 27.191, denominada como “Régimen de Fomento Nacional para el Uso de Fuentes Renovables de Energía Destinada a la Producción de Energía Eléctrica”. Dicha ley sostiene, entre otros puntos importantes, que “la expansión del uso de las fuentes renovables de energía destinadas a la producción de energía eléctrica, constituye una cuestión de máxima prioridad para el poder ejecutivo nacional” y prevé “una política de Estado de largo plazo con aptitud para asegurar los beneficios de energías limpias para el país y para todos sus habitantes”.

En diálogo con la Brújula de la Mañana en Radio Wox 88.3, Bruno Fornillo, investigador del Conicet, hizo un repaso acerca del asunto energético de la mano de su flamante libro: “Sudamérica Futuro. China global, transición energética y posdesarrollo”.  Para comenzar remarcó que su obra destaca la importancia de pensar en la “transición energética”, es decir: “pasar de una matriz ligada a los combustibles fósiles a otra ligada a energías renovables y alternativas”. El investigador del Conicet explicó que en el texto se propone “pensar éste punto en términos sudamericanos”, y aclaró que en este sentido Sudamérica “está bastante atrasada” pero que a pesar de esto “tiene incontables condiciones para poder aprovechar energías renovables”.

Por otra parte, Fornillo explicó que existe la necesidad de una “transformación en el sistema energético” donde el mismo “no quede en manos de las grandes compañías”, y agregó que “las energías renovables pueden ser descentralizadas y cada una de las poblaciones puede producir su propia energía”. Además sostuvo la importancia de la realización de una “estrategia de producción nacional” que permita obtener los elementos necesarios para producir energía renovable y a la vez una “estrategia de control público” de esa producción nacional.

Uno de los temas centrales del libro es el rol de China como actor fundamental en el asunto energético. En este sentido Fornillo destacó que el país asiático “tuvo una contaminación gigante en su territorio” y a causa de eso “se puso a la vanguardia de la industria verde (producción de molinos y paneles solares) con la intención de venderle al resto de los países y generar un mercado”. En consecuencia sostuvo que es importante “estar atentos ante esta situación para adelantarse y poder generar de alguna manera una industria local”.

A nivel global Fornillo destacó la existencia de “una confrontación entre China y Estados Unidos que tiene ribetes cada vez más intensos” y agregó que “en función de eso, el lugar para el eje de sur, sobre todo para África y Sudamérica es comportarse como simple donadores de materias primas y recibir todos los costos ambientales”. En este sentido, expresó: “China puede producir soja pero no le conviene porque ésta posee mucha energía, mucha agua, mucho potasio entonces directamente la compra”.

Llevando el tema a un ámbito más cercano, Fornillo hizo referencia a una experiencia de “generación distribuida” realizada por el rosarino Pablo Bertinat, en la localidad de Armstrong. “Esta experiencia consiste en generar una red inteligente para que cada casa tenga la posibilidad de producir energía solar para utilizar lo que precisa pero a su vez para vender”, explicó, y agregó que esto “permite descentralizar y democratizar el sistema, permitiendo que los ciudadanos sean productores de energía”.

Por último hizo referencia a la importancia que otorga el Estado al tema energético: “El gobierno anterior e indudablemente el actual tienen una perspectiva de desarrollo de crecer industrialmente como si estuviésemos en los años 50, y hoy se trata de otra cosa, se trata de la transición energética, de desarrollos ecológicos sustentables, de ubicarse autónomamente en la región sudamericana frente a las potencias dominantes”.

►El libro se encuentra disponible para su descarga gratuita desde este link

Escuchá la nota completa en La Brújula de la Mañana: