Domingo, 10 Octubre 2010 00:00

America Latina según Atilio Borón

Escrito por  Bárbaros en radio

El sociólogo y politólogo Atilio Borón se refirió a la situación política actual de algunos países de América Latina, y de los desafíos que se presentan de cara al futuro. Afirmó que hay una tendencia por parte de varios países latinoamericanos en adoptar políticas económicas netamente  progresistas, que se reflejan en políticas de inclusión social y mayor participación de las sociedades.
Para Borón el avance es innegable, aunque de todas maneras hay que tener en cuenta la existencia de “efectos de rebote”, que pueden derivar en procesos de reversión hacia el conservadurismo.

“En Ecuador hubo un intento de golpe de Estado”

El intento de golpe se produjo en condiciones muy peculiares que responden a la realidad ecuatoriana actual. El presidente Correa fue detenido, vapuleado, agredido físicamente y estuvo detenido por casi 12 horas, hasta que fue rescatado por un comando del ejército. Pero cuando se produjo el rescate, fue despedido con una sarta de fusilería donde 5 balas de grueso calibre hicieron impacto en el auto que lo trasladaba.
No solamente hubo una tentativa de golpe de Estado que fracasó, también hubo una tentativa de magnicidio. Lo que pasa es que cierta prensa jugó con las interpretaciones oficiales que brotaban desde Washington tratando de minimizar el evento. Pero esto es imposible de minimizar, es un incidente gravísimo, y se inscribe en la línea de varias tentativas de golpes que se vienen produciendo en América Latina, fuertemente influidas por la postura de los EEUU en la región.
Este intento de golpe de Estado es uno más de una serie que se desató en Venezuela en 2002, siguió en Haití en 2004 y en Bolivia en 2008, y continuó en el 2009 con la destitución de Zelaya en Honduras. Cada episodio estuvo marcado por características diferentes, pero todos coinciden en un mismo objetivo: acabar con los gobiernos sudamericanos y centroamericanos alineados al ALBA; una coincidencia muy sospechosa.

Elecciones en Brasil “La popularidad no se hereda”

Sobre este proceso se pueden hacer varias lecturas. En primer lugar, que el prestigio y la popularidad de un presidente, en este caso Lula, no necesariamente se transmiten a sus sucesores o a los candidatos oficialistas. Esto no es novedad, lo hemos visto muy claramente en Chile con Eduardo Frei, que era el candidato del oficialismo para suceder a Michelle Bachelet y perdió las elecciones con Piñera. Casos como este demuestran que la popularidad del candidato del presidente no se hereda a sus sucesores.


“Una inminente tendencia progresista del electorado”

En segundo lugar, yo diría que las elecciones de Brasil demuestran algo muy importante, y es que la mayoría del electorado brasileño se inclina por opciones que, por lo menos discursivamente, son de centroizquierda. Porque si sumamos el 20% de los votos obtenidos por Marina Silva (Partido Verde) y el 46% logrado por Dilma Ruosseff, obtenemos un total del 66 %; lo que confirma que las dos terceras partes del electorado brasileño se manifiesta a favor de una política que podríamos llamar progresista.


Los principales ganadores y perdedores de estas elecciones

También hay que remarcar que hubo dos grandes perdedores en estas elecciones: el ex presidente Fernando Collor de Mello, que no consiguió ser electo como gobernador en su estado natal de Alagoas; y Heloisa Helena, la candidata del Partido Socialismo y Libertad (PSOL) que no logró ser elegida como senadora.
En cambio, me parece que hay dos candidatos que hicieron una muy buena elección: en primer lugar la mencionada Marina Silva, quien fue ministra del presidente Lula durante cinco años en el área de Medio Ambiente y renunció por divergencias con la política oficial; y en segunda lugar, el caso de Tarso Genro (PT), quien recuperó para el partido oficialista la gobernación del estado de Río Grande do Sul, estado emblemático donde se inicia esta larga marcha del PT hacia la conquista del poder del Estado.

Como última conclusión, todo indica que el grueso de los electores de Marina Silva probablemente se inclinará por la candidata Dilma Russeff. No creo que haya un desplazamiento muy significativo de parte del electorado de Silva hacia la candidatura de José Serra.


Las perspectivas en Brasil de cara el futuro

Puede ser que, a corto plazo, haya una tendencia a cierta ingobernabilidad producto de que el PT no va a tener una mayoría parlamentaria como esperaba tener, ni tampoco Ruosseff es una política que tenga la cintura y el manejo fino que tiene Lula. En este sentido, creo que puede haber problemas muy serios que el gobierno electo va a tener que enfrentar en el marco de una situación muy distinta a la que tuvo Lula.
Y por otra parte, creo que Brasil es efectivamente un país con una enorme gravitación, pero cuando uno mira las cifras del rezago que posee el país en materia de inversión en educación, todo esto se convierte en algo sumamente hipotético. En este aspecto, Brasil todavía tiene una pequeña porción de inversión en relación a otros países. Y hoy en día, si un país no está a la cabeza en materia educativa, difícilmente pueda desempeñar un rol crucial en la economía mundial, como muchos esperan que haga Brasil.

Venezuela: “Luego de las elecciones legislativas, los desafíos son mayores”

Creo que el pueblo venezolano sigue creyendo en el proyecto de Hugo Chávez, pero que por razones muy atendibles, está sumamente preocupado por ciertos factores que han contribuido a desestabilizar este proceso político. Hay un elemento de crítica muy fuerte por parte de ciertos sectores de la sociedad, que tiene que ver con la improvisación en algunas esferas del gobierno, y en ciertas dificultades para dar respuestas adecuadas a demandas muy fuertes de la población en cuestiones como los problemas energéticos, por ejemplo.
Hay una serie de factores que demuestran que el chavismo no va estar ahí por siempre, salvo que mejore dramáticamente la calidad de su gestión. En este momento hay muchos problemas que no han sido resueltos, y esto ha generado una cierta fatiga. La oposición por su parte, tampoco tiene un proyecto alternativo, pero de todos modos intenta capitalizar el descontento contra Chávez. Me parece que las autoridades venezolanas tienen que tomar nota de este fenómeno porque es un mensaje muy claro.

  •           Logodesatando2013 Logodsuesuelo2013


  • baneercomunicacionparatodos