No fue un sueño. Todo lo que cuenta Martha ocurrió, así como todo lo que cuentan los miles de detenidos durante la última dictadura. Su vida, la militancia, y el deseo de cambiar las cosas nos muestra cuáles fueron las razones.
El encierro y las torturas sufridas nos revelan la represión de la época, y lo que vino después nos enseña las continuidades con aquellos tiempos que aún hoy siguen vigentes.

Lelia Ferrarese tenía 31 años en 1976. Vivía en el barrio Echesortu de Rosario con sus padres y tres hermanas. Cuando terminó la secundaria en el Normal N° 2, cuidaba niños por hora y usaba el dinero que ganaba para pagar sus clases de danzas clásicas y modernas. Lelia es sobreviviente de la dictadura, y tal vez no sea un agravante contar que no tenía militancia política. Pero sí deja en evidencia la impunidad con la que se manejaron los militares: no importaba ni quién, ni cuándo, ni cómo. Había que desaparecerlos a todos.

 

En un contexto político adverso para los trabajadores, con despidos masivos en las áreas del Estado y en fábricas y empresas privadas, decidimos contar las historias de quienes han perdido su puesto laboral y su sustento. Pero también queremos mostrar cómo llevan adelante su vida ante esta situación tan delicada y las formas en que se enfrentan a estas realidades.

Trabajo realizado por el Equipo de Fotografía y Cronistas de la Cooperativa de Comunicación La Brújula

Continuamos en la búsqueda de aquellas razones por las cuales vale la pena manifestarse, salir a la calle a marchar para cambiar esta realidad. En el Día Internacional de la Mujer Trabajadora, nos propusimos escuchar las palabras de los participantes de la movilización, buscando los puntos en común y las particularidades de esas personas que visibilizan la lucha por los derechos de las mujeres.
Además, estuvimos en el acto que se realizó en las puertas de ArZinc, buscando también allí los testimonios de los que están firmes junto a los trabajadores de esa fábrica.

Trabajo realizado por el Equipo de fotografía y Cronistas de la Cooperativa de Comunicación La Brújula

Miércoles, 25 Noviembre 2015 17:36

Razones para marchar - "Ni una Menos"

por

Buscamos las razones por las cuales vale la pena salir a la calle, a marchar para cambiar esta realidad. En el Día Internacional contra la Violencia hacia las Mujeres, nos propusimos recolectar aquellos microrrelatos que unidos conforman esa potencia colectiva transformadora, y de esta forma entender en las palabras de sus participantes, contra qué se está luchando.

Trabajo realizado por el Equipo de fotografía y Cronistas de la Cooperativa de Comunicación La Brújula

Somos mujeres que abortamos con nuestros cuerpos y con los de tantas otras mujeres queridas y desconocidas. Sabemos las estadísticas de los casos de interrupciones de embarazo que se realizan “ilegalmente” en Argentina, así como la cantidad de mujeres que mueren al año por realizarse abortos clandestinos y, por ende, descuidados y secretos. Estamos al tanto de la desidia del Estado ante esta problemática pero, por sobre todo, vivimos la soledad de la ilegalidad, el estigma del dedo señalador y el prejuicio de una sociedad que en la superficie condena moralmente, mientras que en lo profundo decide sostener el negocio de la hipocresía. Queremos interpelar esos estadios sociales donde se condena la soberanía de la mujer sobre su propio cuerpo desde una lógica moral que elige ignorar, tanto las condiciones “ideales” en las que se intenta que se dé el aborto (legal, seguro y gratuito) como las condiciones en las que, de hecho, se realizan estos abortos (clandestinos, con métodos que ponen en riesgo la vida de la mujer, e incluso pagando fortunas). Con este ensayo colectivo intentamos desandar ese camino que, como mujeres, recorremos cada vez que abortamos. Más allá de las condiciones sociales y económicas, y de las particularidades de cada caso, hay muchos factores que nos hermanan. Y la idea es compartir los sentires, ya sea para ampliar el panorama situacional del aborto, como también para desnaturalizar prejuicios y estigmas. Nuestro lenguaje es la imagen, y desde allí partimos, recorriendo voces, testimonios, momentos y, reconociéndonos en las miradas de nuestras compañeras, llegamos a este registro.

Miradas. Palabras. Frontalidad.
La sociedad salió a la calle a expresar Ni una menos! en Rosario.

Mayo, el mes del trabajador

Mayo es un mes especial. Comienza con el día de todos los trabajadores, jornada que reivindica activamente la histórica lucha de los laburantes por sus derechos. En esta ocasión, y en honor a esa fecha, decidimos publicar una pequeña recopilación fotográfica de diferentes laburantes, diversas personas que día a día le ponen el cuerpo a sus oficios, acompañando las imágenes con datos de nuestro país, nuestra provincia y nuestra ciudad, que den a entender el fenómeno del trabajo, combinando los rostros de sus protagonistas con los números que nos muestran su devenir de forma estadística, logrando así, al tocar estas aristas, poder mirar con diferentes ojos cómo se entiende el trabajo.
Sabemos que el trabajo es inabarcable en sí mismo, debido a su carácter plural y diverso, a su continua reinvención con oficios que surgen y se desarrollan en cada sociedad en particular. Aún así, les presentamos este humilde esfuerzo por darle una forma, una estética y una idea.

Página 2 de 3